Beatriz Marmolejo Rojas, recalcó que se mantendrá apegada a la agenda legislativa del Partido Acción Nacional (PAN) durante los próximos 3 años.

Querétaro, 22 Nov 2021.- La presidenta de la Comisión de Igualdad de Género y Derechos Humanos en la LX Legislatura de Querétaro, Beatriz Marmolejo Rojas, recalcó que se mantendrá apegada a la agenda legislativa del Partido Acción Nacional (PAN) durante los próximos 3 años, por lo que se dijo ‘a favor de la vida’ en el tema de la despenalización del aborto.


No obstante, la diputada reconoció que cada legislador o legisladora cuenta con la oportunidad de ajustar su agenda según conveniencia personal, por lo que no se negó a trabajar el tema del aborto siempre y cuando exista una iniciativa, ya sea en su comisión o durante una sesión de pleno.


‘Yo me apegaré en este momento a la agenda legislativa del PAN, que es la plataforma por la que yo llegué a esta legislatura… cada grupo legislativo está integrando su agenda, su contenido puede ser expresada formalmente por sus coordinadores… estamos a favor de la vida y el apego irrestricto a los derechos humanos’, apuntó.


Cabe recordar que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que es inconstitucional castigar el aborto con prisión, por lo que las mujeres detenidas en Querétaro pueden acceder a la libertad y ninguna otra puede ser detenida y encarcelada si decide realizar este procedimiento.


Marmolejo Rojas detalló que su trabajo como diputada se desprende de su labor como presidenta de la mesa directiva, por lo que estando al frente del congreso mostrará imparcialidad en caso de que llegue una iniciativa referente al aborto, lo cual será tema de cada diputado.


‘Cada uno de los diputados tienen la libertad de presentar sus iniciativas, en este caso yo me apegaré a la plataforma que me trajo a este lugar, sin embargo como presidenta de la mesa directiva mi posición debe ser imparcial’, recalcó.


A principios del 2020, la Comisión de Puntos Constitucionales rechazó una iniciativa de Morena para despenalizar el aborto, sin una previa consulta con organizaciones sociales y a puerta cerrada bajo el pretexto de las medidas contra el COVID-19.