San Juan del Río, 15 Noviembre 2021.- Trabajadores sindicalizados de la Unidad de Medicina Familiar del ISSSTE en San Juan del Río, denunciaron constante acoso laboral de la responsable de este centro de salud.

Indicaron que la problemática se desprende desde hace tiempo y que a pesar de que ya han denunciado la situación que se vive no les hacen caso y que les han estado cargando la mano, sobre todo ahora que está la pandemia por el Civid-19.

A través de información que hicieron llegar Rotativo de Querétaro, refieren que ya en una ocasión lograron quitar al que era el jefe, sin embargo solo lo movieron a otro cargo más arriba y ahora sufren mayor acoso laboral, que afecta el desempeño de los trabajadores del ISSSTE.

Con el compromiso de mantener su anonimato por temor a represalias, los trabajadores pidieron que cesen los acosos laborales y que se respete el trabajo de cada uno, debido a que se trata de médicos y personal de salud que tiene su base y han estado poniendo todo de su parte para atender a la ciudadanía durante la pandemia.

Explicaron que piden la destitución del doctor Robert Montoya, que es que estaba anteriormente y que después de que lograron que se fuera, sigue ostentando un cargo más arriba y es el que ‘mueve todo’ desde la delegación para que la doctora Arleth los presiones.

“Nos amenaza con cambiarnos de lugares, nos amenaza con trabajo fuera de nuestro horarios, y una serie de situaciones como el incremento laboral en las áreas”, subrayaron.

La que es contra la responsable de la Unidad de Medicina Familiar, la doctora Arleth, de la que dicen que los trabajadores ya están cansados, sobre todo porque a pesar de las quejas no los escuchan.

Y es que refieren que ya en otra ocasión habían solicitado la intervención a nivel federal y que solo los dejaron tranquilos unos cuantos meses, pero ahora la doctora vuelve a estarlos hostigando.

Refieren que hay personal que ha sido contratado de manera temporal para que apoyen en la vacunación anti covid-19 y que ni siquiera tienen la preparación para desempeñarse y son los que están teniendo mayores preferencias de la responsable de la clínica, con tal de perjudicarlos.

“Ahora tienen mas derecho ellos que no son de base, que nosotros que hemos estado trabajando sin importar los riesgos a los que estamos expuestos diario por la pandemia”, mencionan.

En la clínica de San Juan del Río, existen 52 trabajadores, entre médicos y enfermeras, que aseguran ya están cansados de la presión laboral a que son sometidos a toda hora por la doctora Arleth.

De ahí que solicitan la intervención de las autoridades del ISSSTE a nivel federal, pues refieren que esta problemática podría continuar, debido a que se acercan las elecciones para nuevos cargos y que los mismos que los han estado acosando y presionando, son los que quieren seguir en el poder.