La gran cantidad de gente, sobre todo niños, acompañados de algún familiar para solicitar la tradicional 'calaverita', se salió de control y la Unidad Municipal de Protección Civil y de SSPM, simplemente no pudieron.

San Juan del Río, 2 Noviembre 2021.- La gran cantidad de gente, sobre todo niños, acompañados de algún familiar para solicitar la tradicional ‘calaverita’, se salió de control y la Unidad Municipal de Protección Civil y de SSPM, simplemente no pudieron.

El llamado de las autoridades municipales y de Salud, para evitar salir a pedir ‘calaverita’, resultó como un ‘llamado a misa’, ya que pocos fueron los que hicieron caso a las recomendaciones para prevenir contagios por Covid-19.

Las calles estaban repletas de gente enmascarada, disfraces de todo tipo y caritas pintadas, las más inocentes, ya que se trata de niños que se disfrazan para tocar en las casas y pedir dulces, pero también pasando a los negocios, siempre en grupos y en ocasiones acompañados por adultos.

Disfraces populares entre ellos, de la serie del juego del calamar, así como la purga, princesas, super héroes, comics, zombie o personajes de películas modernas y los ya tradicionales, calaveras, diablos, brujas y vampiros, se encontraban en las principales calles del centro de la ciudad, junto a sus padres pidiendo dulces.

En su mayoría este año, se notó la presencia de jóvenes que salían en coche, incluso decorados como si hubieran atropellado a personas, pues organizaban caravanas para hacerse presentes en diferentes puntos de la ciudad, pues muchos de ellos se les vio consumiendo bebidas alcohólicas en pleno centro, sin autoridad que les llamara la atención.

“No puedo creer que unos niños tomando bebidas alcohólicas en la vía publica y dónde estaban sus papás”, manifestó una mujer que presenció el espectáculo de los menores de edad, ya consumiendo bebidas embriagantes.

En algunos establecimientos no se tomaron medidas para la entrega de los dulces, pues los pequeños se formaban, algunos sin cubrebocas, pues a pesar que muchos negocios tienen letreros de contingencia, se hizo caso omiso de estas medidas, por lo que se espera que los contagios no aumenten por esta situación en pleno día de muertos.

Autoridades trataron de mantener el orden, pero se rebasó la asistencia de la ciudadanía, pues se tenía contemplado que no salieran muchas personas por las recomendaciones que se habían dado con anterioridad por parte de las secretaria de salud, sin embargo hasta el momento no se ha dado a conocer si hubo detenidos o contagios pues esto se verá reflejado en semanas posteriores.