El presidente del CEPIQ alertó que la dinámica económica mundial podría incrementar al menos un 20 por ciento del costo de las viviendas en la entidad.

Querétaro, 1 Nov 2021.- El presidente del Consejo Estatal de Profesionistas Inmobiliarios de Querétaro (CEPIQ), Arturo Hernández Serrano, alertó que la dinámica económica mundial podría incrementar al menos un 20 por ciento del costo de las viviendas en la entidad.

El empresario señaló que la pandemia por COVID-19 ha propiciado la escasez de materiales de construcción; y a nivel internacional, el barril de petróleo ha subido sus precios, por lo que en 2022 se verán afectados sectores como el inmobiliario.

“Depende de donde pare el petróleo; pero hoy ya estamos hablando de que tenemos incrementos de alrededor de un 20 por ciento, entre todo. Eso es lo que le puedes agregar al costo final de una vivienda”, argumentó.

Asimismo, Hernández Serrano precisó que en el sector inmobiliario, se han registrado alzas de hasta el 50 por ciento en suministros como el acero; y hasta un 150 por ciento en el uso, compra y renta de maderas.

“Esto va a ser una escalada de precios impresionante, que nosotros sí estamos esperando para el año que entra. Sí, probablemente va a haber ventas y tengamos que salir con algún tipo de recuperación; pero también tenemos que planear estrategias, porque los precios que vamos a estar viviendo dentro de los diferentes sectores, como el inmobiliario, va a tener un alza enorme para fines del primer trimestre del siguiente año”, explicó.

Por ello, el presidente de CEPIQ señaló que preocupa a los profesionistas estos efectos secundarios de la pandemia en las tasas de interés de los pagos de casas; por lo que destacó que se buscarán planificaciones y convenios con instancias financieras, para generar créditos más atractivos.

Finalmente, Arturo Hernández adelantó que están por concretar una firma de convenio con el Consejo Estatal de Valuación, para trabajar a partir de enero de 2022 en conjunto con dicha instancia en la conformación de los cálculos de los valores catastrales del siguiente año.

Afirmó que la intención es otorgar información detallada sobre la comercialización de las viviendas en el estado, en cuanto a precios, zonas de desarrollo, entre otros factores; para homologar valores y proyectar un crecimiento por demanda.