Teresa García Gasca, rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Querétaro, 25 Oct 2021.- El presupuesto federal para las universidades y centros de investigación en México ha sido menor al que indica la Ley General de Educación Superior, en el que se estipula un recurso equiparable al 1% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, cuando en el último año se destinó sólo un 0.6%, denunció la rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Teresa García Gasca.

No obstante, la rectora recordó que está ley establece que el presupuesto debe aportarse de manera conjunta entre el Gobierno Federal y los gobiernos estatales, por lo que ninguna de estas dos instancias puede quedar excenta de su responsabilidad con las inversiones correspondientes a la educación superior en el país.

“Esto es preocupante porque se había planteado que a partir del 2022 se empezaría a establecer un presupuesto para la educación acorde a lo que indica la ley, sin embargo al ver la nueva propuesta del presupuesto federal nos damos cuenta que no es así”, acotó.

De acuerdo con la propuesta que está manejando el Congreso de la Unión, el recurso para universidades públicas del 2022 es equiparable a un 0.5% del PIB nacional, lo que representa incluso un recorte en comparación con el 2021; además los centros de investigación en ciencia y tecnología únicamente tendrían un 0.2% del PIB.

García Gasca aseveró que, de aprobarse este presupuesto sin ningún cambio, dejaría en evidencia que la Ley General de Educación Superior es “letra muerta”, pues se habría legislado sin un análisis de la capacidad que tiene el Estado Mexicano para atender e invertir en el sector educativo a los máximos niveles.

“Esto denota una falta de estrategia nacional para fortalecer la educación pública en nuestro país, ese aumento no va a suceder porque tampoco ha sucedido en mucho tiempo y no esperamos que suceda en el corto o mediano plazo, es preocupante porque la Ley queda como letra muerta”, asentó.

De acuerdo con la misma Ley General, todo el sector educativo en México debe recibir un equiparable al 8% del PIB, no obstante, desde 2015 sólo se ha aportado menos del 3.9%, mientras que para este 2022 se propone una participación de únicamente el 3.1% del PIB para toda la educación pública del país.

De manera concreta, la propuesta para 2022 es de 154 mil 278 millones de pesos para la educación superior en México, lo que representa una reducción del 14% en los últimos 7 años, cuando en 2015 el presupuesto fue de 180 mil millones de pesos.