Pacientes con VIH y activistas del colectivo VIHve Libre se manifestaron este lunes en la Ciudad de México para denunciar el desabastecimiento de medicamentos antirretrovirales en instituciones. FOTO: EFE/ Carlos Ramírez.

Ciudad de México, 18 oct (EFE).- Pacientes con VIH y activistas del colectivo VIHve Libre se manifestaron este lunes en la Ciudad de México para denunciar el desabastecimiento de medicamentos antirretrovirales en instituciones.

“Los pacientes con VIH están en grave riesgo porque por el desabasto les están dando un medicamento que no está prescrito en la guía de manejo antirretroviral editada por el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/Sida”, denunció a Efe Alaín Pinzón, fundador y director de la organización VIHve Libre.

Frente a una sede del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el activista, acompañado de otros cinco activistas y pacientes con VIH, afirmó que en los últimos días han tenido conocimiento de que a los pacientes del Centro Médico La Raza del IMSS se les ha indicado el antirretroviral llamado delstrigo como un tratamiento inicial, cuando este es utilizado como un esquema alternativo.

“Sin embargo, este no ha sido contemplado en la última compra federal de antirretrovirales”, apuntó.

Pinzón explicó que el tratamiento inicial indicado para los pacientes con VIH es el biktarvy. Sin embargo, desde hace algunos días en La Raza les han prescrito delstrigo, el cual ni siquiera es entregado en farmacia sino que es el propio médico tratante el que lo da.

“Sospechamos que existe un acuerdo entre la farmacéutica y los doctores o el hospital para dar este medicamento”, denunció.

Además, dijo que el nuevo fármaco otorgado es dos veces mayor en costo que el que se prescribe normalmente y los que están entregando están próximos a caducar, “por eso queremos que nos expliquen por qué están dando un medicamento tan caro y que no es el adecuado”.

PERSISTE DESABASTO

Pinzón denunció que el problema de desabastecimiento para medicamentos contra el VIH persiste en los sistemas públicos de salud.

“Hay una situación con el IMSS con su abasto. Ha bajado (la problemática), pero sigue habiendo mucho desabasto sobre todo en esquemas de rescate, a quienes no les puede faltar nunca”, afirmó.

Apuntó también que en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) “no hay medicamento, no hay citas médicas”, dijo.

El activista lamentó que los pacientes bajo tratamiento antirretroviral en México enfrentan la incertidumbre de que su atención se interrumpa por los problemas de escasez que existen en los sistemas de seguridad social.

“Hemos visto que en especial el IMSS no tiene interés en contribuir a controlar esta infección. No dan condones, no tienen programas de prevención, estigmatizan a los pacientes y esto sigue marcando el curso de esta epidemia en México”, concluyó.

La crisis por el desabastecimiento de medicamentos en el sector salud se agudizó en 2019 debido a los recortes presupuestarios y a los cambios en la compra de las medicinas impuestos por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien asumió la presidencia el 1 de diciembre de 2018.

Mientras que en 2020 esto se complicó por la cobertura de la pandemia de la covid-19.

En los últimos meses, el Gobierno mexicano informa puntualmente de la adquisición de medicamentos para tratar diferentes enfermedades y asegura combatir la escasez existente para algunos tratamientos a diario.