Amarildo Bárcenas Reséndiz, Alcalde de Pedro Escobedo.

Pedro Escobedo, 8 Oct 2021.- Ciudadanos pertenecientes al grupo Resistencia Civil Pacífica (RCP) convocaron a una manifestación y toma del palacio municipal de Pedro Escobedo, esto como respuesta ante la nula acción de las autoridades por los jóvenes atropellados por policías municipales mientras viajaban en una motocicleta desde finales de septiembre.


Aarón y Ernesto de 14 y 20 años de edad respectivamente, fueron los jóvenes heridos en el hecho, embestidos por policías municipales mientras circulaban sobre las calles del centro de Pedro Escobedo y fueron hospitalizados de emergencia, a lo que las autoridades sugirieron una indemnización por las heridas causadas.


5 días después, el alcalde de Pedro Escobedo, Amarildo Bárcenas Reséndiz, aseguró que ya existía un acercamiento con los jóvenes heridos para atenderlos en su tratamiento y verificar su recuperación, así como para atender las necesidades de sus familiares que se encontraban al pendiente.


No obstante, Fabián García y Ernesto Carreño, abogados de los jóvenes, desmintieron estas declaraciones y denunciaron que los jóvenes se encontraban ‘abandonados’ en su atención médica, pues las autoridades municipales no se presentaron para brindarles ningún tipo de apoyo en este caso.


‘Es falso que presidencia municipal de Pedro Escobedo se haya acercado, falso que dicha autoridad quiera negociar, lo cierto es que temen responder por los hechos, continúan teniendo bajo la lupa al imputado (policía responsable) pero lo quieren sacar bien librado de este asunto’, destacó García.


De acuerdo con declaraciones de vecinos que presenciaron el accidente, el policía responsable es un comandante de alto rango en el municipio, encargado de la inteligencia municipal y estrategia de la corporación de seguridad pública municipal, quién además no portaba el uniforme.


Los abogados aseveraron que ya hay una carpeta de investigación en la Fiscalía General del Estado de Querétaro (FGE) por estos hechos, por lo que ya comenzaron investigaciones penales para detener a los responsables.


En su momento, las autoridades buscaron inculpar a los jóvenes bajo argumentos de ‘robo’ o ‘exceso de velocidad’ mientras circulaban, situación que también fue desmentida por los abogados y por los peritos que trabajaron en el accidente.