El actor de 80 años confesó que luego de pasar varios meses en el hogar tras el paro de actividades por la pandemia de coronavirus, ahora se encuentra endeudado. FOTO: AGENCIA MÉXICO.

El actor de 80 años confesó que luego de pasar varios meses en el hogar tras el paro de actividades por la pandemia de coronavirus, ahora se encuentra endeudado.

Al recordar que algunos de sus compañeros del medio artístico dicen que uno de sus deseos más grandes es morir en el escenario, Rafael Inclán reveló que en este momento no piensa en su deceso, pues está muy ocupado trabajando en pagar el dinero que debe.

“Ahorita no tengo tiempo de morirme… con tantas deudas, ¡estoy embarcadísimo por la pandemia!, también mi pareja Paola en Las Vegas tuvo que dejar de trabajar, se nos juntaron todos, nueve meses al inicio de la pandemia, aquel guardadito, ya ni como albur funciona”, dijo con su característico sentido del humor.

Asimismo, en la entrevista que dio para el programa Hoy, el longevo artista destacó que contrario a lo que mucha gente cree, los actores no tienen mucho dinero. “Somos seres humanos con problemas, beneficios, con todo lo que tenemos los seres humanos”.

Por último, Inclán puso de ejemplo el caso del artista conocido como “El Pirruris”, luego de que su familia pidiera dinero para solventar los gastos de su reciente intervención quirúrgica.

“Ya ves Luis de Alba, en vez de rodar se cayó… ¡bendita sea!, la verdad, Carmen Salinas que le dio la mano, el hospital de Guadalajara, todos los compañeros que lo han ayudado y que salió muy bien de la operación”, comentó.