El chef francés Davy Tissot fue reconocido este lunes con el Bocuse d'Or en el SIRHA. FOTO: EFE/EPA/LUDOVIC MARIN.

París, 27 sep (EFE).- El chef francés Davy Tissot fue reconocido este lunes con el Bocuse d’Or en el Salón Internacional de Restauración, Hostelería y Alimentación (SIRHA), mientras el segundo y tercer premio fueron a Dinamarca y Noruega, al tiempo que un chef colombiano fue premiado por su compromiso social.

Con esta victoria, Francia vuelve a hacerse con este trofeo culinario que no conseguía desde 2013, cuando Thibaut Ruggeri resultó ganador.

La competición gastronómica, una de las más prestigiosas del mundo desde su creación en 1987 por Paul Bocuse, empezó este domingo en Lyon (este de Francia) con veintiún países en liza, de ellos cinco latinoamericanos.

El segundo premio fue para el danés Ronni Mortensen y el tercero para el noruego Christian André Pettersen. EFE

El colombiano Carlos Pájaro Ortiz fue reconocido con el premio al compromiso social, que engloba aspectos como la implicación del chef con su equipo, pero también acciones de educación y desarrollo sostenible.

Los chefs debían preparar varios platos en poco más de cinco horas frente a un jurado internacional y de cara al público.

A estos desafíos se añadía este año un menú completo “para llevar”, una novedad relacionada con los cambios que ha vivido el mundo de la restauración por la pandemia de coronavirus.

Tissot, que ganó el Bocuse d’Or Francia en 2019, se ha hecho un hueco en la cocina francesa reinterpretando recetas clásicas del recetario nacional, “de las madres de Lyon”, su ciudad natal, como explica él mismo en sus redes sociales, donde asegura que trata de honrar una cocina popular y noble que ha inspirado a los chefs más importantes del mundo.

“Dedico este Bocuse d’Or al señor Paul, que me dio el gusto por la cocina. Sin él, no estaría aquí. Es un inmenso orgullo volver a hacer brillar la gastronomía francesa en todo el mundo”, escribió Tissot en Instagram tras recoger el trofeo.

El lionés, que dirige en su ciudad el restaurante Seasons, ha trabajado con grandes cocineros como Regis Marcon, Jacques Maximin y el propio Paul Boucuse, y en 2004, con 30 años, se hizo con el reconocimiento de Mejor Obrero de Francia, uno de los títulos más importantes del país.