es marcharon este viernes en Ciudad de México para exigir un alto a la violencia que se vive en el estado de Chiapas (sureste) y la salida de grupos paramilitares. FOTO: EFE/Sáshenka Gutiérrez.

Ciudad de México, 25 sep (EFE).- Alrededor de unas 1.000 personas de distintas organizaciones marcharon este viernes en Ciudad de México para exigir un alto a la violencia que se vive en el estado de Chiapas (sureste) y la salida de grupos paramilitares.

Los manifestantes, quienes se movilizaron desde el cruce de las céntricas avenidas Reforma e Insurgentes hasta la Secretaría de Gobernación, salieron a las calles en apoyo de la exguerrilla indigenista del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), organización que denunció hace unos días que Chiapas está al borde de una “guerra civil”.

“En Chiapas hay un estado grave, crítico, de violencia y militarización en las comunidades indígenas zapatistas”, dijo a Efe Diego García, representante de una de las organizaciones que acompañaron la protesta llamada “Chiapas sin paramilitares”.

Hace dos semanas, previo a la salida de una nueva delegación del EZLN rumbo a Europa, ocurrió el secuestro de varios integrantes de las bases zapatistas que acusaron del suceso a una organización paramilitar.

El domingo pasado, mediante un comunicado firmado por el subcomandante Galeano, antes subcomandante Marcos, dirigido al pueblo de México y al mundo, el EZLN alertó que “Chiapas está al borde de una guerra civil”.

Y acusó que “el desgobierno de Rutilio Escandón (actual gobernador) está haciendo todo lo posible por desestabilizar al estado”.

Además, dijo que Escandón “no solo solapa a las bandas de narcotraficantes, también alienta, promueve y financia a grupos paramilitares como los que atacan continuamente comunidades en Aldama y Santa Martha”, quienes viven asediados por estos grupos.

La movilización en la capital mexicana formó parte de una jornada de protestas que se llevó a cabo en varias ciudades de Europa, a donde el EZLN ha enviado dos delegaciones en los últimos meses para impulsar su movimiento.

“¡Chiapas no es cuartel, fuera ejército de él!”, fue una de las consignas dentro de la marcha en la capital mexicana que emitieron las organizaciones.

“Pedimos que el Gobierno deje de intervenir en la comunidades indígenas de Chiapas”, dijo a Efe la integrante de la organización otomí Joaquina Paulino.

Recordó que los pueblos indígenas tienen autonomía y la muestra de que se pueden autogobernar la ha puesto el EZLN desde hace muchos tiempo.

“Ellos llevan haciendo esto desde hace mucho tiempo, ellos han hecho valer su autonomía”, apuntó

La protesta finalizó con un mitin frente a las instalaciones de la Secretaría de Gobernación, donde se señaló que el Gobierno federal no ha hecho nada para preservar la vida y la seguridad de las comunidades indígenas.