Para muchas personas, las preocupaciones financieras están siempre presentes, especialmente dadas las incertidumbres de la economía actual. FOTO: PUBLIFIX.

Para muchas personas, las preocupaciones financieras están siempre presentes, especialmente dadas las incertidumbres de la economía actual. Si bien la preocupación no resuelve mucho, tener un plan para tratar de manejar los desafíos financieros puede ayudar a aliviar algo de ese estrés.

Además, los beneficios monetarios de lidiar con problemas financieros (recibir el pago de facturas, ahorrar más, pagar deudas costosas) pueden ayudarte a mejorar tu perspectiva general.

Aquí hay algunas sugerencias sobre cómo ayudar a reducir su estrés monetario y motivarse para tomar el control de tus finanzas:

1 Identificar lo que necesita más atención

Escribe en un documento tus tres mayores desafíos económicos para saber a qué te enfrentas. Ya sea que estés haciendo los pagos de tus facturas mensuales, reduciendo la deuda de la tarjeta de crédito o ahorrando para la jubilación, es importante concentrarse en las principales fuentes de su ansiedad financiera. (Mantener la lista corta puede ayudar a sentirte menos abrumado).

2 Intenta mantenerte positivo

Tu forma de pensar puede ayudar a mantenerte motivado para solucionar los problemas financieros. En lugar de bloquear la mente con pensamientos de no salir nunca de las deudas, imagina que la cantidad de estrés que sientes disminuye a medida que tu carga de deudas se hace cada vez más pequeña. Es importante creer que puedes hacerlo.

3 Ser realista Determina lo que puedes lograr razonablemente y luego dedícate a seguir adelante todos y cada uno de los meses. Hazte una promesa: “Cada mes gastaré menos y pondré la diferencia en mi deuda para que mi saldo disminuya en al menos $1,000 pesos”. Al igual que una dieta intensiva o una nueva e intensa rutina de ejercicios pueden llevar al agotamiento, no querrás establecer metas financieras demasiado ambiciosas que puedas abandonar en unas pocas semanas o meses.

4 Aprovecha al máximo tus ingresos La creencia de que simplemente no tienes suficiente dinero para cumplir tus objetivos puede evitar que enfrentes a tus problemas financieros. Trata de concentrarte en aprovechar al máximo los ingresos que tienes gastando sabiamente. Familiarízate al uso de la calculadora y crea un documento para organizar los números y ver cuánto tiempo te tomará alcanzar una meta de ahorro.

5 Los pequeños pasos son la clave Es posible que no puedas recortar un gasto de $5,000 pesos, pero es posible que puedas identificar cinco gastos mensuales que podrían reducir al menos $1,000 pesos. Perdónatee a ti mismo si cometes un error. No siempre es fácil ceñirse a un presupuesto y puede haber días en los que su determinación se tambalee. Si eso sucede, recuerda cuánto puedes ganar al alcanzar tus metas. Luego, examina tus patrones de gasto para ver por qué gastaste en exceso. Es posible que debas modificar tu presupuesto o comportamiento; si no puedes ir a las tiendas de artículos deportivos sin comprar algo, deja de visitarlas.

6 Mantente honesto Apoyarse en tus relaciones personales puede ayudar a mantenerte encaminado. Cada tarea difícil se vuelve más fácil con el apoyo de amigos y familiares, así que comparte con ellos tus objetivos. No hay nadie mejor para hacerte responsable y recordarte por qué te estás sacrificando que aquellos a quienes amas, confías y respetas.