López Obrador, descartó este jueves que puedan existir grandes fricciones con el Gobierno de Estados Unidos tras invitar al presidente de Cuba. FOTO: EFE/Sáshenka Gutiérrez.

Ciudad de México, 23 sep (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, descartó este jueves que puedan existir grandes fricciones con el Gobierno de Estados Unidos tras invitar al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, a las celebraciones de la independencia e insistir en el fin del embargo económico de la isla.

“No hay ningún problema, quisieran nuestros adversarios que nos peleáramos, pero se van a quedar con las ganas, no va a ser así”, manifestó el mandatario durante su conferencia de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

Detalló que su llamado a que se levante el bloqueo económico a Cuba no es algo nuevo y no solo México sino otros países han hecho esta petición ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Reiteró que ningún país tiene derecho a someter a otro, por lo que otros países también se han unido a la petición ante la ONU para que se levante el bloqueo a Cuba.

Destacó que el pasado mes de junio, en la anterior Asamblea General de la ONU, 184 países votaron contra el bloqueo a Cuba y solo dos países votaron en contra, además de tres que se abstuvieron.

“Se ha planteado en la ONU, solo uno o dos de los países que pertenecen a la ONU (no) votan a favor de que se levante el bloqueo a Cuba, casi es unánime”, afirmó.

Señaló que ve con optimismo el cambio de actitud que tener el presidente estadounidense, Joe Biden, con respecto a Cuba y América Latina, y no descartó que Estados Unidos apoye económicamente a la región como lo hizo en los años 60 “sin bloquear a nadie”

“Yo no descarto esa posibilidad”, dijo.

Insistió en que México tiene buenas relaciones con los países del mundo.

“Nosotros tenemos muy buenas relaciones con todos los países, con todos los pueblos del mundo, son relaciones de respeto y se va a mantener esa política. México es sinónimo de amistad, no vamos nosotros a confrontarnos con ningún gobierno”, señaló.

El mandatario mexicano se ha pronunciado en diversas ocasiones contra el bloqueo a la isla, especialmente después de las históricas protestas iniciadas en la isla el 11 de julio contra el Gobierno de Díaz-Canel.

Incluso, ha calificado de “medieval” e “inhumano” el bloqueo de Estados Unidos a Cuba, al argumentar que la crisis que padece la isla se debe a esta política.

Además, el pasado 24 de julio, durante su discurso ante la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), López Obrador pidió declarar a Cuba “patrimonio de la humanidad” por “resistir” frente a Estados Unidos.

El pasado 16 de septiembre, en medio de los festejos por la independencia de México, el Gobierno mexicano aprovechó para hacer un llamado a Estados Unidos para acabar con la política de bloqueo contra Cuba y reiteró el apoyo a la isla que ha resistido por más de seis décadas esa política.