Un reportero fue retenido y amenazado por habitantes del fraccionamiento Villalba mientras realizaba la cobertura de un doble homicidio ubicado en este lugar.

Querétaro, 20 Septiembre 2021.- Un reportero fue retenido y amenazado por habitantes del fraccionamiento Villalba, ubicado al poniente del municipio de Corregidora, mientras realizaba la cobertura de un doble homicidio ubicado en este lugar, esto ante la lenta reacción de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal para apoyarlo.


De acuerdo con su testimonio, el joven cubría el caso de un presunto doble homicidio en dicho fraccionamiento, por lo que se encontraba realizando una transmisión en vivo cuando los habitantes del lugar lo interrumpieron, lo cuestionaron, amenazaron, le retiraron su celular y le impidieron irse por algunos minutos mientras llegaban las autoridades.


Los habitantes buscaron intimidarlo diciéndole que lo buscarían si algo de lo grabado salía en los medios de comunicación, además de que le tomaron fotos sin su consentimiento tanto a su rostro como al automóvil que ocupaba.


Minutos después, representantes de otros medios de comunicación comenzaron a difundir el caso, ya que el reportero seguía retenido al interior del lugar y se impedía el acceso a otras personas que pretendían darle cobertura a lo sucedido en el fraccionamiento.


En los primeros detalles sobre los cuerpos encontrados, se confirmó que se trata de una pareja hombre y mujer que presentaban diversos impactos de bala como causa probable de su muerte; los primeros informes periciales no descartaron un posible feminicidio y posterior suicidio con un arma de fuego cometido por el varón.


Aún tras la llegada de elementos de la Policía Municipal de Corregidora, el joven reportero se mantuvo retenido al interior del fraccionamiento por algunos minutos, aunque posteriormente fue liberado con su equipo de trabajo y sin presentar una mayor complicación.


En su informe oficial, la Secretará de Seguridad Pública de Corregidora omitió los detalles sobre la retención del reportero, así como las violaciones a la libertad de expresión y ejercicio del periodismo por no permitirle realizar su trabajo a los representantes de los medios que acudieron a cubrir la noticia.