San Juan del Río, 20 Septiembre 2021.- El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, aseguró a los habitantes de San Juan del Río y Tequisquiapan, que han sido afectados por las inundaciones, que “no están solos”.

El Ejecutivo, a unos días de dejar el poder, ratificó el compromiso de su gobierno para apoyarlos. “Estamos trabajando en conjunto con sus respectivos presidentes municipales, a fin de garantizar su bienestar físico y patrimonial”, subrayó.

En un mensaje, informó que la tarde de este lunes, alrededor de las 15:00 horas, la presa Zimapán aumentaría su desfogue a 460 metros cúbicos por segundo, derivado de las aportaciones, por lo que se mantiene el monitoreo de su situación.

El mandatario estatal agradeció a la Guardia Nacional, al Ejército y al gobierno federal por su apoyo inmediato en los actuales momentos difíciles.

Indicó que luego de evaluar la situación, la Secretaría de la Defensa Nacional decidió declarar el Plan DN-III-E, en el que se trabaja de manera coordinada, además de trasladar a la zona afectada a varios de sus elementos para auxiliar a la población.

Hizo un llamado a toda la población del estado a permanecer atenta a los canales oficiales de comunicación, seguir puntualmente las recomendaciones de las autoridades, elevar su estado de alerta ante el riesgo latente y, sobre todo, “mostrar un brazo solidario con las y los afectados”.

El Gobernador instruyó se brinde todo el apoyo humano y material requerido, y, pidió que en cuanto sea posible se levante un padrón puntual de las afectaciones en ambos municipios.

Asimismo, informó que sostuvo comunicación con el Gobernador Electo, Mauricio Kuri, quien le expresó su voluntad de garantizar la continuidad en cuanto a las tareas y los apoyos requeridos.

Por último, reiteró que no se escatimarán recursos ni esfuerzos para respaldar a quienes, debido a la contingencia causada por las lluvias, han sufrido y están sufriendo. “¡No están solos! Permanecemos fuertes y unidos”, reafirmó.