Simone Biles afirmó ante un comité del Senado de EE.UU. que no quiere que ningún otro joven deportista sufra el "horror" que ella y cientos de gimnastas sufrieron. FOTO: EFE/Saul Loeb.

Washington, 15 sep (EFE).- La gimnasta estadounidense Simone Biles afirmó este miércoles ante un comité del Senado de EE.UU. que no quiere que ningún otro joven deportista sufra el “horror” que ella y cientos de gimnastas sufrieron por los abusos de Larry Nassar cuando era el médico del equipo nacional de gimnasia.

“No quiero que ningún otro joven atleta olímpico o ningún otro individuo sufra el horror que yo y que otros cientos han soportado y continúan soportando hasta hoy”, manifestó Biles, visiblemente emocionada, ante el comité judicial del Senado de EE.UU.

Ese comité del Senado quiere aclarar por qué la oficina del FBI en Indianápolis -dónde tiene la sede la Federación de Gimnasia- respondió de manera inadecuada y lenta a las primeras acusaciones de abuso sexual contra Nassar, lo que permitió al exmédico seguir perpetuando sus abusos.