Al menos 15 tianguistas perdieron toda su mercancía durante las fuertes lluvias que atacaron a la capital queretana el pasado martes 7 de septiembre.

Querétaro, 10 Septiembre 2021.- La presidenta de la Federación de Comerciantes, Locatarios Establecidos y Prestadores de Servicios del Estado de Querétaro (FECOPSE), Rocío Alvarado Ramírez, informó que al menos 15 tianguistas perdieron toda su mercancía durante las fuertes lluvias que atacaron a la capital queretana el pasado martes 7 de septiembre.

La lideresa de este sector señaló que cada comerciante afectado pudo haber perdido entre 20 y 30 mil pesos en los productos que comercializaba; por lo que buscarán mecanismos de apoyo con el Municipio de Querétaro.

“Estamos hablando de 20 a 30 mil pesos de los comerciantes que perdieron su mercancía. Se está gestionando, pero definitivamente es algo que debe de existir en un reglamento o algo”, comentó.

En este sentido, enfatizó en la necesidad de que exista un “Fondo de Emergencias para el pequeño comerciante”, dado que existen riesgos para el comercio en vía pública; y consecuencias que traen algunos fenómenos para los ingresos.

“Tuvimos problemas con comerciantes que perdieron sus mercancías ahora en las lluvias torrenciales, y no hay un fondo de desastre para este tipo de situaciones. Tenemos que tocar de nuevo puertas para que se visualice que estas situaciones no las tenemos previstas. Es urgente que haya un fondo de emergencias, porque trabajar en la vía publica genera riesgos muy grandes”, manifestó.

Asimismo, Alvarado Ramírez reconoció que existen otras problemáticas climatológicas, como los fuertes vientos, que han afectado en los últimos días las estructuras de los puestos de comercio, al desprenderse los toldos o lonarios; y en los daños a las mercancías a por lo menos 40 comercios más.

En lo que va de la temporada de lluvias de este año 2021, refirió, al menos son 100 los comerciantes que se ven mermados en sus mercancías por las precipitaciones, además de otros fenómenos meteorológicos.

Rocío Alvarado mencionó que durante los días lluviosos, también se disminuyen hasta en un 100 por ciento las ventas; y muchos comerciantes deciden retirar sus puestos, o definitivamente no colocarse.

“La lluvia no permite a veces poner el puesto, la gente no sale. Ventas no ha habido, esta semana de lluvias no ha habido ventas”, sostuvo.