Los empleados y empresarios se colocaron como las instituciones que más confianza generan dentro de los resultados de la ECRIGE.

Querétaro, 31 Agosto 2021.- Los empleados y empresarios se colocaron como las instituciones que más confianza generan dentro de los resultados de la Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas (ECRIGE) elaborada por el INEGI, con 9 y 8.1 obtenidos respectivamente sobre una escala de 10 puntos.

En este sentido, las Universidades Públicas completan el top 3 de instituciones que mayor confianza generan entre empresarios de todo México, mientras que los partidos políticos, los policías y sindicatos las instituciones peor calificadas con 4.2, 4.6 y 4.8 puntos respectivamente.

Otras instituciones que destacan en esta encuesta son los gobiernos estatales (5.8), el Gobierno Federal (5.9) y gobiernos municipales (5.8) como los principales representantes de la gestión pública desde el poder ejecutivo en sus respectivos niveles y con sus facultades de participación.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Querétaro, Jorge Camacho Ortega, consideró que la ejecución y generación de empleos desde la iniciativa privada refuerza la confianza en instituciones para ejercer y administrar sus recursos, además de su relación con el sector público.

En este sentido, destacó que los empleados se han consolidado como la institución con menor percepción de corrupción tanto en Querétaro como a nivel nacional, lo que descartaría un discurso de desconfianza hacia los beneficios que generan las empresas en el país.

‘Cuando califican a las instituciones, la mejor calificada son los empleados y colaboradores con 9 y en segundo lugar están los empresarios con 8.1… todo eso que oímos en las mañaneras de que los empresarios somos malos, vemos que somos los mejor calificados’, acotó.

En este sentido, afirmó que las distintas cámaras empresariales del país cuentan con buenas relaciones con las secretarías de estado para conseguir diálogo que mejore la economía de personas y familias, por lo que el discurso de confrontación se encuentra sólo en funcionarios puntuales.

‘Es parte de la política del presidente el decir que los empresarios abusamos y hacemos muchas cosas, pero no es real porque hay buena relación con el gobierno federal y los gobiernos estatales’, finalizó.