Ciudad de México, 31 ago (EFE).- La actriz y cantante mexicana Mía Rubín decidió comenzar una nueva etapa en su carrera artística y con tan solo 16 años se aventura a dar todo de sí en el ámbito musical con su sencillo “La flecha”.

“Me conmueve mucho ver que lo logré, y que he podido seguir mi sueño, a pesar de que muchas personas me dijeron que no lo iba a lograr o que solo estaba aquí por mis papás. Una enseñanza importante que me llevo es que no importa de quién sea hija, merezco cumplir y seguir mi sueños”, dice en entrevista con Efe Mía.

La joven nació entre cámaras y reflectores al ser hija de la presentadora de televisión Andrea Legarreta y Erik Rubín, exintegrante del fenómeno musical de los 80, Timbiriche.

Si bien la fama de sus padres hizo que Mía fuera conocida desde antes de que decidiera dedicarse al espectáculo, la cantante ha trabajado duro en su preparación para encontrar su propio camino y construir reconocimiento por propios méritos.

En diciembre del 2020, Mía mostró sus aptitudes musicales al mundo al trabajar el proyecto “Raíces” junto a su padre a través de un concierto vía “streaming”.

En este, Erik y Mía versionaron las canciones más importantes del músico y adelantaron parte de lo que se viene en la carrera de la joven al presentar “La flecha” en una versión diferente de la que acaba de estrenar.

“La canción surgió antes de ‘Raíces’ en la pandemia, pero no pudimos lanzarla. El tema es algo muy emocionante para mí porque está acompañado de mi primer video y es una de las primeras canciones que grabé y en la que trabajé con muchas personas que admiro”, dice Mía.

La conexión que Mía tiene con su padre es indudable, y por eso disfruta mucho que ahora que ha decidido construir su carrera como solista, él la acompañe con sus consejos.

“Es muy especial trabajar con él, mi papá es productor musical y me ha estado ayudando con la promoción y las redes. Él tuvo la idea de la historia del video y está súper involucrado en mi música, incluso hicimos una canción juntos”, cuenta Rubín, quien asegura vive un “sueño hecho realidad”.

En el video, Mía da vida a “una reina de una tribu” y según explica, el personaje le dio la oportunidad de sentirse cómoda y mostrar una parte de ella que poco a explorado.

“Siento que es una versión más segura de mí, empoderada y que se siente más sexy. Siento que intento convocar y ser esa versión de mí porque me sentía muy feliz y divina y fue un día muy especial”, dice sobre la experiencia de hacer su primer video musical.

DEDICAR SU VIDA A LA MÚSICA

Desde que Mía era muy pequeña sabía que la música era a lo que se quería dedicar.

Creció viendo a su padre cantar en los escenarios, mientras ella a la par formaba su propia identidad con gustos musicales que van de Julieta Venegas, Natalia Lafourcade o Ximena Sariñana.

“Desde que tengo cinco años recuerdo haber querido cantar, empecé con teatro musical y pensaba que iba incursionar en la música a los 20, pero me siento feliz de haberlo hecho ahorita”, recuerda.

Actualmente la música con la que se identifica es de artistas como Mon Laferte, Billie Eilish, Ariana Grande o The Weekend, e incluso disfruta de la música en francés y en japonés y se mantiene activa buscando música nueva todo el tiempo.

Aunque la joven está dispuesta a seguir presente en teatro y en televisión, quiere enfocar toda su atención a la música y espera que para finales de año se estrene el tema que escribió junto a su padre y adelantó que vienen colaboraciones muy importantes.