Querétaro, 30 Agosto 2021.- Activistas de la comunidad LGBTQ+ interpusieron denuncias ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) y el Instituto Municipal para Prevenir y Eliminar la Discriminación (INMUPRED) de Querétaro contra la Diócesis estatal por reproducción de discursos de odio contra esta comunidad.

El director del Centro de Orientación de Información de VIH/SIDA (COIVIHS), Luis Felipe Zamudio Burgos precisó que las denuncias contra la diócesis se deben a 2 expresiones del vicario Martín Lara Becerril que consideraron ofensivas y discriminatorias contra la comunidad en Querétaro.

La primera de estas tuvo lugar un 23 de septiembre del 2020, en la que Lara Becerril reafirmó que la iglesia católica únicamente reconocería matrimonios entre parejas de hombre y mujer para poder integrarse en la comunidad eclesiástica, lo que consideraron como un mensaje provocador de discriminación y violencia desde la población.

La segunda declaración ocurrió el 26 de julio del actual año en una entrevista con un medio de comunicación local, en el que el vicario expresó su apoyo a la diputada Elsa Méndez Álvarez durante el proceso judicial en su contra, describiéndola como ‘un referente mundial’ en contra del aborto y por la defensa de la familia natural.

Zamudio Burgos recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya definió a los discursos de odio como expresiones homófobas que busquen, justifiquen o inciten a la intolerancia contra la comunidad LGBT+ sin importar el tono o la connotación de estas palabras hacia la sociedad.

‘Estos discursos promueven la intolerancia hacia la homosexualidad y puede ser mediante términos abiertamente hostiles, pero también de rechazo, expresiones burlescas, condescendientes que también pueden entrar en la categoría de lenguaje discriminatorio o de discursos de odio’, aclaró.

En este sentido, las y los activistas anunciaron que mantendrán seguimiento a los discursos utilizados por los servidores públicos y líderes religiosos en el estado para contrarrestar y señalar la discriminación contra este sector poblacional.

Del mismo modo, ambos institutos para prevenir la discriminación deberán definir si las denuncias son procedentes, dar vista a las defensorías de derechos humanos estatal y nacional y emitir recomendaciones hacia la Diócesis para descartar este tipo de declaraciones durante sus eventos públicos.