Los pequeños y medianos comercios, así como empresas poco establecidas, son más propensas a ser víctimas de prácticas corruptas.

Querétaro, 27 Agosto 20921.- Los pequeños y medianos comercios, así como empresas poco establecidas, son más propensas a ser víctimas de prácticas corruptas, tanto desde la administración pública como desde gestorías particulares que pueden generar altos costos por actividades rápidas y poco complicadas.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Jorge Camacho Ortega, aseveró que quienes cometen prácticas corruptas suelen aprovecharse de la desinformación de pequeños empresarios para convencerlos de pagar por gestiones que no tienen sustento.

‘Las personas del pequeño comercio a lo mejor se les hace engorroso los trámites o a lo mejor no tienen mucha idea, va un gestor y les ofrece apoyo pero les toma el pelo… se da en quien es más vulnerable, ahí sí se puede dar el abuso’.

Si bien los grandes empresarios pueden realizar trámites y trabajos más complejos, Camacho Ortega consideró que sus trabajos internos pueden ser más supervisados, especialmente al tratar con instancias a nivel federal que tienen mayores exigencias.

‘Por ejemplo si necesitas cambios de uso de suelo ocupas a expertos en materia agraria, o si vas a hacer trámites en la CFE por altos consumos de energía eléctrica… es otro tipo de gestoría más profesional’.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO), Fabián Camacho Arredondo, coincidió en que existen gestorías no reconocidas que se aprovechan del desconocimiento o inexperiencia de pequeños empresarios para obtener ingresos a costa de sus negocios, generando gastos no contemplados.

‘Lo que tenemos al día con día son gestorías que no cumplen, tenemos el caso de cámaras que avanzan en ejercicios de informalidad que ofrecen caminos más cortos (para poner un negocio) con mecanismos poco formales’, aseveró.

El dirigente empresarial advirtió que existen gestores que piden dinero a los nuevos empresarios a cambio de acelerar los trámites con el estado o con municipios, lo que puede derivar en fraudes o mayores contratiempos.

En este sentido, el presidente de CANACO hizo un llamado a todas las pequeñas y medianas empresas a que busquen asesoramiento con las cámaras y gestorías reconocidas, pues existe el riesgo de la pérdida de capital y empleos por malos manejos.