En el primer semestre de 2021 se registraron 362 agresiones contra la prensa en México, "lo que equivale a un periodista agredido cada 12 horas". FOTO: EFE.

Ciudad de México, 24 ago (EFE).- En el primer semestre de 2021 se registraron 362 agresiones contra la prensa en México, “lo que equivale a un periodista agredido cada 12 horas”, resaltó reveló un informe presentado este martes por la organización Artículo 19.

El informe detalla que los estados con más agresiones hacia la prensa durante este periodo fueron la Ciudad de México, con 64 agresiones; Tamaulipas y Quintana Roo, con 23 cada una; Puebla, con 22; Guerrero, con 21, y Baja California, con 19.

Entre las principales agresiones documentadas estuvieron las intimidaciones y hostigamientos, en segundo lugar las amenazas, y después le siguieron los ataques físicos y el uso ilegítimo del poder público.

Además, los principales agresores de los comunicadores son los agentes del Estado (funcionarios públicos, fuerzas de seguridad y elementos de las Fuerzas Armadas), que cometieron el 37,33 % de los casos documentados en el periodo.

En tanto, el proceso electoral que culminó el pasado 6 de junio fue la principal cobertura de riesgo, pues, según registró el organismo, integrantes de partidos políticos atacaron a la prensa en 56 ocasiones.

CRECEN ATAQUES POR INTERNET Y A MUJERES

En el informe también se destacó un incremento en las agresiones a periodistas por internet, espacio en el que ocurren 1 de cada 3 ataques.

Estas agresiones, precisó, incluyen campañas de desprestigio y comunicaciones intimidatorias, hasta ataques cibernéticos e intentos de acceso a sus cuentas.

“Periodistas y medios viven un constante embate de amedrentamiento ante el cual las autoridades siguen sin tener preparación o respuesta”, denunció Artículo 19.

La organización también documentó 120 agresiones contra mujeres periodistas en el primer semestre de este año.

De estas, al menos 35 tuvieron un componente de género o connotación sexual aunque en su mayoría fueron intimidaciones y hostigamientos (49 casos), principalmente a través de campañas de desprestigio y comunicaciones intimidatorias.

Igualmente se documentaron 46 agresiones digitales contra periodistas mujeres cisgénero y 4 contra mujeres transgénero.

Asimismo, se documentó que en los primeros seis meses de este año tres periodistas fueron asesinados en posible vínculo con su labor: Benjamín Morales Hernández, asesinado el 3 de mayo en Sonora; Gustavo Sánchez Cabrera, acribillado el 17 de junio en Oaxaca, y Saúl Tijerina Rentería asesinado el 22 de junio en Coahuila.

A estos se suman los crímenes de Ricardo López Dominguez, el 22 de julio, en Guaymas Sonora, y el de Jacinto Romero Flores, perpetrado el 19 de agosto en Ixtaczoquitlán, Veracruz.

“Con ello, son 22 periodistas los que han sido asesinados durante el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador”, destacó Artículo 19.

No obstante, la Secretaría de Gobernación de México considera que más de 40 periodistas han sido asesinados de 2018 a la fecha.

Artículo 19 señaló que estas cifras indican que “en este tercer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la violencia contra la prensa sigue sin mostrar alguna señal de revertirse”.

Además, criticó que el Estado mexicano siga sin cumplir con sus obligaciones en materia de derechos humanos, libertad de expresión y acceso a la información.

Finalmente, pidió al Gobierno cumplir con dichas obligaciones, y urgió la toma de acciones coordinadas entre las distintas entidades y niveles de gobierno con el fin de proteger a la prensa en México.

México es uno de los países del mundo más violentos para el gremio periodístico y cada año se registran numerosos asesinatos, agresiones e intimidaciones contra la prensa por parte del crimen organizado y de autoridades.