Gabriel Soto e Irina Baeva revelaron que, a pesar de estar muy enamorados, su boda tendrá que posponerse hasta el próximo año debido a compromisos de trabajo. FOTO: AGENCIA MÉXICO.

Gabriel Soto e Irina Baeva revelaron que, a pesar de estar muy enamorados, su boda tendrá que posponerse hasta el próximo año debido a compromisos de trabajo.

Durante su encuentro con la prensa en el aeropuerto de la Ciudad de México, la pareja confirmó que la fecha se recorrió para inicios del 2022.

“Como ya les habíamos dicho, gracias a Dios afortunadamente tenemos muchas propuestas de trabajo, entonces yo creo que justamente estamos viendo por la fecha, yo creo que se va a aplazar para inicios del siguiente año, precisamente por cuestión de unos proyectos que todavía no les podemos comentar, pero más adelante ya sabrán, entonces en cuando terminemos con este proyecto y todo, para hacerlo con toda la calma del mundo y disfrutar de verdad ese momento”, explicó Irina.

Por su parte, Gabriel habló de las presuntas intenciones de anular su boda religiosa con Geraldine Bazán, madre de sus hijas. “Eso sabemos que es complicado. Yo me voy a casar con Irina y lo vamos a hacer con una bendición, y lo vamos a hacer en un lugar maravilloso, y bueno, eso es lo que importa”.

De la misma manera, el mexicano se mostró abierto a que sus hijas convivan con la pareja sentimental de su exesposa. “Por supuesto, mientras todos estemos bien y en paz, todo está perfecto. Están regresando ya con su mamá, estuvieron con nosotros casi 3 semanas, así que ya terminan las vacaciones de verano, ya entran a clases, así acordé con su mamá de los días”.

Cambiando de tema, al ser cuestionados por el proceso legal que entablaron contra Laura Bozzo, quien en este momento es buscada por las autoridades mexicanas por presunta evasión fiscal, el actor comentó:

“Ese es un tema también legal que por ser tan delicado no me gustaría hablarlo, platicamos el jueves el día que nos vimos, y bueno, tenemos la audiencia y ya veremos qué pasa, sí (debe estar presente la conductora)”.

Por último, Gabriel Soto salió en defensa de la artista rusa tras las críticas que ha recibido por su supuesta delgadez, y alabando la belleza de su prometida expresó: “¿Ustedes la ven muy flaca?… ¡no, para nada está flaca!, ¡está requetebién!, la verdad es que la mayoría de las fotos se las tomo yo, ya estoy agarrando (práctica)”.