La Secretaría de Salud del Estado de Querétaro (Seseq), junto con organizaciones juveniles de la sociedad civil, iniciaron cursos sobre educación sexual para prevenir el incremento de embarazos a temprana edad.

Querétaro, 3 Agosto 2021. La Secretaría de Salud del Estado de Querétaro (Seseq), junto con organizaciones juveniles de la sociedad civil, iniciaron cursos sobre educación sexual para prevenir el incremento de embarazos a temprana edad, situación que ha ido en incremento tras el confinamiento por COVID-19.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo) los embarazos no deseados en mujeres de entre 18 a 49 años han tenido un incremento del 12% durante el último año, lo que compromete en pleno desarrollo de los infantes en espacios seguros.

Juan Carlos Oceguera Mendoza, secretario técnico del Consejo Estatal de Población (Coespo) en Querétaro, reconoció que las cifras de este factor se tendrán a finales de año, no obstante, se esperan incrementos similares al promedio nacional.

“Es un fenómeno que se ha dado en todo el país, la poca planificación familiar y la poca educación en este tema se mezclan con un tema de salud pública como es la sexualidad de hombres y mujeres jóvenes”, aclaró.

La organización juvenil SOS Discriminación Internacional Querétaro y el Observatorio Juvenil para la No Discriminación en Querétaro (OJQ) realizaron cursos conjuntos con la Seseq para impartir clases de educación sexual y planificación familiar, con el fin de prevenir el incremento de embarazos no planeados.

Dichos cursos contemplan desde el uso de métodos anticonceptivos como condones o tratamientos de natalidad, hasta orientación sobre gastos y responsabilidades para padres primerizos, siempre pensados en inhibir las relaciones sexuales sin protección.

Braulio Pedraza Silva, vocero del OJQ precisó que los cursos también contemplan protocolos para una sexualidad segura en tiempos de COVID-19, ya que el intercambio de fluidos durante las relaciones sexuales las convierten en actividades de riesgo para transmitir contagios.

“Si una persona se contagia en alguna fiesta o reunión y tiene una pareja sexual, el COVID-19 es otra problemática a pensar al momento de hablar de sexualidad responsable y sana”.

Cabe recordar que la población joven en Querétaro (18 a 29 años) acumula cerca del 30% de los casos de COVID-19 en Querétaro, por lo que se recomienda no salir salvo a actividades de primera necesidad y no tener contacto cercano más allá de una burbuja familiar inmediata.