Se han interpuesto hasta cuatro denuncias formales ante instancias como la Secretaría de Salud.

Querétaro, 30 Julio 2021.- La secretaria general en la Sección 32 de Querétaro del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sector Salud, Silvia Rivera Hernández, reveló que se han interpuesto hasta cuatro denuncias formales ante instancias como la Secretaría de Salud y la delegación local de la Secretaría del Bienestar, en contra del director de Programas para el Desarrollo de dicha instancia, Juan Carlos Delgado González.

La representante sindical afirmó que estas querellas se interpusieron por presuntas agresiones físicas y verbales de este personaje contra elementos del sector salud, por presuntamente no respetarse los horarios de las Jornadas de Vacunación contra COVID-19 en las Brigadas Correcaminos.

Los altercados registrados fueron contra el Director del Hospital General de Atención COVID; en Colón, en San Juan del Río y contra la titular de Vacunación; dándose la primera queja en los inicios de la pandemia y la última, hace cuatro semanas.

“Son denuncias de mis compañeros, que han hecho por este personaje, Juan Carlos Delgado, y se hicieron los documentos que hacen una denuncia formal ante Secretaría de Salud y la propia titular de Bienestar. Se comprometió a que esta situación iba a cambiar”, argumentó.

Lamentó la falta de reconocimiento de la delegación del Bienestar del esfuerzo que han hecho elementos del sector salud, que ha participado en las jornadas de vacunación.

Por su parte, Rocío Peniche Vera, delegada estatal de la Secretaría del Bienestar, afirmó que se ha platicado con el personal, para generar mayor flexibilidad en la vacunación y evitar caer en discusiones con los propios integrantes del operativo.

La funcionaria aseguró que en uno de estos altercados, el funcionario federal discutió con el personal del sector salud por la negativa que tuvieron estos elementos de la vacunación a poco más de 19 personas fuera del horario.

“Yo no diría agresiones, sí hubo tal vez un poco de discusión, pero era en aras de poder atender a la población que estaba pidiendo ser vacunada”, aseguró; al tiempo que descartó algún tipo de sanción contra el señalado.

“Tomamos notas, si el sector salud se sintió agredido, no va a volver a suceder, y tendremos mucho cuidado. Pero también aclarar que no fueron agresiones, ni insultos, ni golpes mucho menos. Sí llegó a haber un poquito de desesperación porque, nos parecía que si hubiéramos podido atender a la población, cosa que no se hizo”, concluyó.