Inmortal Memories presentó un servicio de homenaje a familiares, amigos e incluso mascotas que hayan fallecido.

Querétaro, 30 Julio 2021.- Inmortal Memories, empresa queretana formada por las empresarias Topaky Aguilar y Norma Canto, presentó un servicio de homenaje a familiares, amigos e incluso mascotas que hayan fallecido, mediante el cual ofrecen recuerdos digitales como videos, fotografías y mensajes grabados para allegados que hayan sufrido una pérdida.

El servicio consiste en recopilar toda clase de contenido audiovisual desde las familias y amigos del difunto para construir contenido nuevo, pensado en que dicha persona sea recordada por la gente que lo conoció, así como por nuevas generaciones que no lo hayan conocido.

Topaky Aguilar, fundadora del proyecto, comentó que la idea surgió después de la pérdida de su padre a causa del COVID-19, pues no tenía conocimiento de su ascendencia, de sus gustos y no contaba muchas fotografías de él, por lo que emprendió a otorgar este servicio.

‘Muchas veces, generación tras generación, se va perdiendo el hilo y los recuerdos de la familia, nos dimos cuenta debido a una situación por COVID-19, que no tenemos muchos recuerdos de los nuestros que quisiéramos tener’.

Inmortal Memories utiliza una tecnología llamada ‘Blockchain’, que brinda seguridad a toda la información, videos, fotos, audios, etc. que sean utilizados para generar nuevos contenidos y pueda quedar un archivo seguro para toda la vida.

Norma Canto, otra de las asociadas, explicó que el servicio se ofrece a aquellas personas que ya hayan superado el duelo por pérdida y quieran mantener el recuerdo; se genera una placa con un código QR para instalar en urnas, nichos o lápidas, desde el que pueden acceder a todo el contenido.

‘La idea es hacer que nuestros seres queridos tengan esa trascendencia en nuestros hijos, en nuestros nietos, y en cualquier persona que vaya a visitar un nicho puedan escuchar un audio de voz, ver fotografías, ver videos, como para tener toda la idea de la vida de esa persona’, aclaró.

Además de los aportes por un familiar, cualquier persona puede acudir a Inmortal Memories y dejar mensajes grabados de forma voluntaria, con el objetivo de ser liberados a las familias después de su fallecimiento.

Los costos varían dependiendo el contenido generado y la cantidad de material aportado, desde 500 pesos el paquete más básico hasta 3 mil pesos para el más completo, con una atención personalizada en cada caso.