San Juan del Río, 29 Junio 2021.- A la crisis económica y de salud, por la pandemia generada por el Covid-19, se suma el incremento ‘criminal’ por daño ambiental que genera el uso de envases y artículos de UNICEL, para la entrega de comida a domicilio.

Y es que a nivel mundial el uso de plástico o productos derivados durante la pandemia, se han disparado de manera drástica, por lo que urge que las autoridades implementen medidas para frenar el daño ecológico que se está registrando.

En el último año la demanda mundial de UNICEL creció más de 3 por ciento, sin embargo en México y el mundo, miles de millones de mascarillas, envases de UNICEL para la entrega a domicilio de alimentos y bebidas, así como de bolsas de plástico, han inundado los domicilios y oficinas.

Se trata de productos que son de un solo uso y que van a parar a la bolsa de la basura por lo que no existe forma de reciclarlos, causando así un deterioro y daño ambiental de grandes dimensiones que poco se han tomado en cuenta durante esta contingencia.

Aunque ya hay leyes para la prohibición de plásticos, en muchos negocios, sobre todo los que tienen que ver con la venta de alimentos a domicilio, se ha incrementado, lo que está pasando por alto por las autoridades de ecología y de los propios activistas.

Son pocas las personas en los hogares y de la sociedad en general, que han adoptado una cultura de no utilizar este tipo de productos, ya que la mayoría sigue haciendo uso para envasar alimentos y bebidas.

En una oficina donde diariamente se compra comida para llevar, se llegan a usar hasta seis o diez platos de UNICEL, 10 vasos para el agua, 10 vasos para el postre y las bolsas para su traslado, lo que es se convierte en un situación incontrolable para que esos productos no biodegradables no lleguen a la basura.

Hay que tener en cuenta que la situación en el país, sería diferente si en cada uno de los hogares se hiciera conciencia del daño ambiental que se genera y dejaran de usarlos o aceptarlos, a los negocios que se dedican a repartir sus productos a domicilio.