Familias migrantes expresaron hoy miércoles su preocupación ante la posibilidad de que puedan enfrentar una remoción rápida. FOTO: EFE/David Maung.

Tucson (AZ), 28 jul (EFE News).- Familias migrantes expresaron hoy miércoles su preocupación ante la posibilidad de que puedan enfrentar una remoción rápida y ser enviadas de regreso a su país por la Administración del presidente Joe Biden.

“Tengo mucho miedo, sobre todo por la vida de mis hijas”, dijo Josué, un migrante mexicano que tiene seis semanas esperando en Nogales, Sonora (México), la posibilidad de ingresar a Estados Unidos y presentar su caso de asilo.

El migrante, que dio su testimonio durante un evento binacional virtual, asegura estar escapando de la violencia generada por el narcotráfico en su estado natal en el sur de México.

Esta semana el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció que planea acelerar las deportaciones de algunas familias de migrantes que están cruzando la frontera entre México y Estados Unidos.

Algunas familias estarán ahora sujetas al procedimiento de remoción rápida después que un oficial de de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) determine que carecen de méritos suficientes para calificar al asilo.

Esta nueva política será aplicada a las familias que no sean deportados bajo la orden de emergencia sanitaria del Título 42, que permite a las autoridades fronterizas deportar prácticamente de inmediato a los migrantes que cruzan la frontera de manera ilegal.

“Si nos regresan a nuestros países, vamos a morir. Es muy duro pensar que nos puedan deportar”, dijo Manuel Ramírez, migrante hondureño que viaja con su esposa y sus tres hijos.

De acuerdo con las más recientes cifras de CBP, en junio pasado la Patrulla Fronteriza detuvo a más de 50.000 familias inmigrantes, frente a las 40.815 de mayo.

Activistas y defensores de los inmigrantes hicieron un llamado para que la Administración de Biden “cumpla sus promesas” y respete el derecho humano de las familias de poder presentar sus casos de asilo en este país.

Las familias migrantes aseguran estar viviendo en una constante “angustia y terror” ya que en cualquier momento pueden caer víctimas de los cárteles mientras se encuentren esperando en territorio mexicano.

Representantes del grupo binacional Iniciativa Kino Para la Frontera, temen que esta nueva política de expulsión rápida de familias solamente incremente los riesgos a los que se exponen los migrantes al tratar de ingresar al país.