Lizeth Azani Ochoa, indicó que al día de hoy tiene conocimiento de la operatividad de 25 estancias, de las más de 150 que tienen registro en la entidad.

Querétaro, 27 Julio 2021.- La representante de las Estancias Infantiles que se ampararon en Querétaro contra el retiro de presupuesto del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Lizeth Azani Ochoa, indicó que al día de hoy tiene conocimiento de la operatividad de 25 estancias, de las más de 150 que tienen registro en la entidad.

Comentó que han cumplido ya un año desde que se les permitió operar como actividad esencial durante la temporada álgida de la pandemia por COVID-19.

Informó que al momento, los grupos deben ser de forma obligatoria conformados por ocho alumnos máximo por salón; sin embargo, señaló que hay estancias que registran menos de 10 asistentes en total.

En este sentido, la representante de estancias infantiles resaltó que se ha generado mala información por parte del gobierno federal sobre la presunta inseguridad sanitaria de salir a las actividades diarias y las cifras negras de contagio, afectando principalmente a los menores.

“Esto también cuenta con la mala información del gobierno federal, de lo que está sucediendo con el COVID-19; y da mala la información, porque por ejemplo, hay muchas personas que ahora dicen que no quieren regresar a que sus hijos regresen a las escuelas”, señaló.

Al respecto, Azani Ochoa señaló que es necesario que la sociedad debe aprender a vivir con el coronavirus, garantizando la aplicación de protocolos sanitarios para resguardar a los menores en estos espacios.

Indicó que los menores han padecido la falta de atención de los padres de familia trabajadores; por lo que su formación escolar de forma virtual o a distancia podría resultar deficiente.

“No podemos seguir huyendo del virus, el encierro no es la solución, en cuanto a la escolaridad se refiere. La parte escolar en línea no está funcionando para las madres trabajadoras, porque tiene que irse a trabajar para mantener a su hijo y no puede explicarle las clases o verificar que realmente las estén tomando”, sostuvo.

Lizeth Azani, resaltó que los menores al reanudar las actividades en las estancias infantiles, han presentado conductas como miedo, inseguridad en el desarrollo social, aislamiento, falta de empatía con otros niños; y algunos que en sus casas sufren de problemáticas familiares.

En contraste, indicó que las medidas de prevención del contagio que aplican estos espacios son entendidas por los niños jugando, y con la imitación de los protocolos que ejecutan las maestras y maestros.