Jacqueline Peschard Mariscal, informó que para que la Consulta Popular sea vinculante se necesitará del voto de un aproximado de 37.2 millones de mexicanos.

Querétaro, 27 Julio 2021.- La ex consejera del Instituto Federal Electoral y doctora en Ciencias Sociales, Jacqueline Peschard Mariscal, informó que para que la Consulta Popular sea vinculante se necesitará del voto de un aproximado de 37.2 millones de mexicanos.

“Alrededor de 37.2 millones de personas, que es muchísimo, de todas maneras son dos quintas partes de la lista nominal, entonces se entiende que es una cantidad suficiente para que se pueda traducir en acciones concretas”, dijo.

Por ello, reiteró que tendrá que haber una participación de la ciudadanía de cuando menos 40 por ciento de la lista nominal, lo que corresponde a un aproximado de dos quintas partes, que no es ni la mitad de la población.

Por otro lado, la ex consejera señaló que la idea de la Consulta Popular surgió del presidente Andrés Manuel López Obrador, que principalmente busca conocer el pronunciamiento de la sociedad respecto a temas en específico.

“Originalmente fue la idea del presidente ya que quería preguntarle a la ciudadanía si estaba de acuerdo o no , desde el marco legal y constitucional, de que se pudiera o no investigar y sancionar la presunta comisión de delitos de los ex presidentes antes, durante y después de su gestión”, comentó.

Por ello, refirió que inicialmente la sociedad señalaba que era una consulta que arrancó como una petición de la opinión de los ciudadanos acerca de si se debía o no enjuiciar a los presidentes.

Sin embargo, el proceso para valorar la consulta se tuvo que pasar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y que esta fue quien invalidó la primera pregunta que se pensaba hacer durante la consulta.

Finalmente, comentó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que esa pregunta era inquisitoria y que incluía nombres en específico como si estuviera prejuzgando sobre la culpabilidad o responsabilidad de los expresidentes.

“Entonces lo que la suprema corte hizo fue modificar la pregunta para que no tuviera estos elementos violatorios de la ley en su origen (…) por ello hizo una pregunta más genérica para saber si están de acuerdo o no para llevar a cabo acciones pertinentes (…) para emprender un proceso de esclarecimiento”, concluyó.