La pandemia por coronavirus irrumpió en los primeros meses del 2020, desde los cuales, el sector bienes raíces fue uno de los más tempranamente afectados.

Por políticas sanitarias recomendadas por los organismos internacionales de salud, muchas actividades económicas se frenaron o se trasladaron a la modalidad Home Office, por lo que muchos locales comerciales e industriales debieron cerrar.

Sin embargo, para FUNO, la empresa líder del sector bienes raíces a nivel nacional, la crisis representó un desafío más de los que ha atravesado con solvencia a lo largo de sus diez años de presencia en el país.

Este año, a mediados de marzo, los directivos de la empresa, de la mano de su director general, Andre El-Mann Arazi, celebraron el cumplimiento de diez años ininterrumpidos cotizando en la Bolsa Mexicana de Valores, y a través de distintas declaraciones públicas, destacaron las principales características de la filosofía de la empresa que ha impulsado a que se posicionen  como el primer y más grande REIT de México.

Bienes raíces de México. El desarrollo de FUNO

Hace exactamente diez años, FUNO llegó al país apostando por un sector que en su momento no era uno de los principales del país, y que hoy tiene un rol preponderante en la economía nacional gracias al aporte de este tipo de empresas y del impulso que genera en el rubro.

Durante la década en que se ha desarrollado esta empresa, inició además, un camino hasta destacarse en el mapa mundial del Real Estate. El crecimiento estaba marcado desde su inicio, ya que esta es la primera Fibra mexicana que logró cotizar-y que se sostuvo-dentro de la BVM.

Desde el año 2011, FUNO ha generado oportunidades de producir valor sostenible para inversionistas a través de negociaciones que involucran la operación, adquisición, venta y desarrollo de inmuebles para uso comercial.

A diez años de su aparición a nivel nacional, esta empresa pasó de contar con unas 13 propiedades, a más de 660, números que demuestran el crecimiento que sus dirigentes han conseguido pero, además, la confianza y el liderazgo que se construyeron a nivel nacional dentro del rubro bienes raíces.

Hay características que conforman la filosofía de la empresa, que explican el crecimiento sostenido y que, en el marco del cumplimiento de diez años cotizando en la BVM, dirigentes como Andre El-Mann, han salido a destacar no solamente para catapultar a FUNO, sino también, para generar el crecimiento del rubro bienes raíces como conjunto.

  • Los objetivos de la empresa son económicos, pero no entendidas en clave individual, sino con la mirada puesta en el rubro bienes raíces sobre el cual, los dirigentes de FUNO mantienen la confianza, incluso en contexto de pandemia, sobre la conveniencia de invertir allí.
  • Es posible combinar objetivos económicos, con otros de alcance social y cultural para colaborar con necesidades que exceden las propias del rubro en el país.
  • Los dirigentes y la empresa, deben apuntar a conseguir un carácter de empresario resiliente, para poder mantener sobriedad y resistencia en contextos críticos.

Durante las celebraciones del 10° aniversario de FUNO cotizando en la BVM, los dirigentes de la empresa han apuntado tanto a destacar las características de sus empresarios, como así también han resaltado la necesidad de invertir en el sector bienes raíces por la pronto reactivación de las actividades económicas, y por las fuentes de empleo que genera.

Sobre los dirigentes de FUNO

Los dirigentes principales de esta empresa líder del sector bienes raíces son la familia El-Mann Arazi. Producto de su experiencia de más de tres décadas desarrollando, arrendando, vendiendo y administrando bienes raíces en todo México, de manera paulatina han podido ajustar la filosofía de lo que actualmente es FUNO.

Las políticas que implementan, se estructuran desde este recorrido en inversiones en propiedades industriales, comerciales y de oficinas.

Andre El-Mann, CEO de Fibra Uno, es el director general de esta empresa, el primer REIT mexicano, y en más de una oportunidad ha señalado que su familia, al momento de sacar su empresa a bolsa en 2011, lo hicieron con las perspectiva de que el mercado inmobiliario en México se volviera más moderno, con todas las posibilidades disponibles. a mercados más desarrollados.

Este horizonte es el que ha acompañado a FUNO desde sus inicios, al calor de los objetivos y el enfoque que le impregnan a las políticas la familia El-Mann, que como se viene mencionando, exceden los objetivos empresariales propios.

En esa línea, Andre El-Mann ha resaltado en la importancia que tienen para el sector bienes raíces el capital fresco como vía para desarrollar nuevas propiedades, en regiones estratégicas, e impulsar la oferta de empleos. 

Los objetivos más destacados de FUNO

En palabras del propio Andre El-Mann, FUNO cuenta con algunos objetivos transversales posible resaltar al menos dos de ellos, que son las que acompañan a los objetivos más orientados al corto plazo. El primero de ellos, es  apuntar a la próxima generación familiar como una empresa consolidada a nivel institucional y administrado de manera profesional.

Este objetivo está pensado para que, si así se quisiese, la gestión de la empresa no se delegue de manera automática a alguno de los miembros de la familia El-Mann. Por otra parte, lo que buscan los dirigentes de FUNO, es mantener la apreciación de la propiedad. 

Una de las grandes enseñanzas que ha recogido a lo largo de sus años de experiencia la familia El-Mann, es la importancia de combinar objetivos apuntados a distintos plazos, para posibilitar que la empresa se mantenga siempre dinámica y generando políticas.

FUNO, a través de su director general, Andre El-Mann Arazi, ha sabido capitalizar más de 30 años de experiencia en el sector inmobiliario por parte del empresario. Actualmente, también es socio benefactor de Grupo E, una de las empresas inmobiliarias más importantes de México.

De esta manera, el conocimiento integral que se tiene de lo que implica el sector bienes raíces en general, y el sector bienes raíces nacional, es una de las claves más importantes que explican el desarrollo que ha conseguido FUNO en el país. 

Tiene un amplio conocimiento en diversas áreas del sector inmobiliario. Ha participado en importantes proyectos inmobiliarios, incluyendo la obtención de terrenos para proyectos de la industria inmobiliaria.

Dirigentes de FUNO convencidos de las potencialidades de invertir en bienes raíces

Aunque el contexto de pandemia por coronavirus ha generado un momento de crisis para el sector inmobiliario, para Andre El-Mann el contexto implica lo contrario. La inminente vuelta a la normalidad de las actividades sociales y económicas, en el marco del proceso de vacunación contra el coronavirus, va a generar un aumento rápido de las demandas de locales y oficinas.

Es por ello que, los dirigentes de FUNO han declarado en más de una oportunidad este año, las oportunidades de inversión que existen en el sector bienes raíces. En conjunto con este llamado, se ha puesto énfasis en la necesidad de contar con mayor capital local.

Para que el aumento de inversiones sea efectivo, es necesario que el país en su conjunto, muestre síntomas de estabilidad política y una sensación de seguridad, que provoca un mayor interés por parte de los inversionistas.

Los próximos meses serán clave, ya que el ritmo acelerado de la aplicación de las vacunas, ha generado que la vuelta a la normalidad sea cada vez más posible, y ante ese panorama la estimación de aumento de demanda en el sector bienes raíces podría efectivizarse.