Integrantes del comisariado de Cerro Gordo, aseguraron que hay personas en el ejido que se oponen al trabajo que realizan para regularizar la problemática que existe desde hace años.

San Juan del Río, 23 Julio 2021.- Integrantes del comisariado de Cerro Gordo, aseguraron que hay personas en el ejido que se oponen al trabajo que realizan para regularizar la problemática que existe desde hace años.

El presidente, Nicolás Enríquez y el secretario, Juan Manuel García, estuvieron en Rotativo de Querétaro, para referir que su trabajo ha hablado por ellos y que están en toda la disposición de escuchar a aquellos que estén inconformes con su gestión.

Indicaron que, en efecto, sí existe la venta de lotes, pero estos ya no pertenecen a los ejidatarios, sino que han pasado varios procesos de compra-venta.

Sin embargo, ellos ayudan para que los dueños puedan gestionar de manera legal la posesión parcelaria de las tierras, que en muchos de los casos no cuentan con los requisitos necesarios para que sean utilizadas como asentamiento humano.

Apuntaron que en el 2000 se hizo la repartición a los ejidatarios, pero fue muy mal hecha, por lo que el comité actual del comisariado, se ha dado a la tarea de trabajar para delimitar las tierras adecuadamente.

“¿Qué podemos hacer? si todo lo dejaron mal”, manifestó Nicolás Enríquez, asegurando que, durante su gestión, han ayudado a resolver problemas respecto a la mala repartición que hubo de los ejidos de hace muchos años.

Respecto a esta repartición, afirmaron que se dieron de baja algunos bordos, pues propusieron a la asamblea que determinara la situación en la que estaban siendo utilizados.

“La situación era negociar con el dueño de la parcela, pero la persona que movió esto, vino a ordenarme que parara a las personas que estaban circulando su parcela”, aclaró Nicolás Enríquez.

Afirmaron que se elaboraron certificados parcelarios, con el propósito de corregir, pero que no se le quitó territorio a nadie, solamente fueron medidos y delimitados correctamente.

Ambos indicaron que gran parte de los ejidatarios los apoyan, teniendo una aprobación de casi el 90%, incluso pidiéndoles que repitan su gestión que está a un par de meses de terminar.

“Nada escondemos, nada tememos”, concluyó el secretario del comisariado.