El 80 por ciento de las personas que comenzaron a tener actividades home office desean seguir haciendo su labor desde sus hogares.

Querétaro, 19 Julio 2021.- El presidente en Querétaro de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), Jorge Luis Camacho Ortega, informó que el 80 por ciento de las personas que comenzaron a tener actividades home office desean seguir haciendo su labor desde sus hogares.

Esto, a pesar de que las condiciones del Escenario A permiten mayor aforo en los espacios de trabajo; sin embargo, el líder empresarial aseguró que esta figura llegó para quedarse, y se mantiene un buen porcentaje de empresas que trabajan en esta modalidad o en la modalidad híbrida.

“De las personas que estaban haciendo home office, el 80 por ciento quiere seguir haciendo home office. Las empresas están en ese punto de esquemas híbridos; va a haber empresas que serán 100 por ciento home office y algunas otras van a ser híbridas”, precisó.

Camacho Ortega agregó que los colaboradores ahorran una gran cantidad de recursos, en temas que se dejaron de hacer, como los traslados a la oficina y las comidas por fuera, que ahora se pueden hacer en sus propios domicilios.

“De los ahorros que están teniendo los colaboradores, los estimados fluctúan entre 800 y mil 500 pesos mensuales, dependiendo del número de camiones que tomaban y del consumo de alimentos”, calculó.

Por otro lado, señaló que actualmente están tomando en cuenta la intención de estos colaboradores de mantener actividades laborales en línea; por lo que algunos negocios han comenzado a rentar espacios más pequeños para permitir mayores empleados trabajando en esta modalidad.

“Se está migrando a ser tipo espacios abiertos de colaboración; vemos muchos espacios en renta, espacios grandes, donde las empresas están haciendo esto y reducen sus necesidades de espacios físico. Hay más demanda por espacios físicos pequeños para empresas, que los grandes que se dejaron por la pandemia”, comentó.

Finalmente, recordó que los empresarios han cumplido a cabalidad las leyes que protegen a los trabajadores desde casa; como el otorgar los recursos materiales y de servicios para poder ejercer su labor.

Se realizan pagos acordados de internet y de energía eléctrica entre el empresario y el colaborador; y se da el otorgamiento del equipo electrónico, como computadoras, tabletas o teléfonos celulares.