Al conmemorarse el Día Mundial del Cerebro, propuesta por la WFN el objetivo es generar conciencia alrededor del mundo al respecto de la importancia de la salud cerebral. FOTO: wfneurology.org.

Querétaro, 19 Julio 2021.- Al conmemorarse el Día Mundial del Cerebro, propuesta por la Federación Mundial de Neurología (WFN por sus siglas en inglés) el objetivo es generar conciencia alrededor del mundo al respecto de la importancia de la salud cerebral.

En la actualidad una de las afecciones cerebrales más graves, complejas y costosas de tratar es el infarto cerebral, que en Querétaro ocurre a 6 personas cada día.

La cifra de incidencia estatal representa costos por alrededor de 1 mil millones de pesos anuales por concepto de tratamiento médico.

“Hablamos de infarto cerebral cuando una parte del cerebro muere a consecuencia de un Evento Cerebral Vascular o ECV que es la insuficiencia de sangre y oxígeno en alguna región específica del cerebro”, señala el neurocirujano Felipe Padilla Vázquez, director médico del Instituto de Neurología, Neurocirugía y Enfermedad Cerebrovascular, I.A.P (INNECeV).

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) el infarto cerebral es la primera causa de discapacidad adquirida y la séptima causa de muerte más frecuente en el país.

Como medida de prevención a un infarto cerebral todas las personas mayores de 60 años deben realizarse anualmente estudios clínicos como electrocardiograma, ecocardiograma, ultrasonido Doppler carotídeo, glucosa y perfil lipídico, lo que representa un costo de entre 6 y 7 mil pesos en laboratorios clínicos privados.

Si bien este costo puede ser alto para la mayoría de la población mexicana, el no seguir estas medidas preventivas puede derivar en gastos posteriores de entre 400 y 800 mil pesos, que es el costo del tratamiento médico privado de urgencia para un infarto cerebral.

Entre los factores que aumentan la probabilidad de sufrir un ECV están la hipertensión, diabetes y el tabaquismo.

“La estrategia más eficiente para salvar vidas en el estado es que los queretanos de todas las edades aprendamos la técnica CAMALEÓN para identificar los signos de urgencia de un infarto cerebral: CAra colgada o parálisis facial, MAno pesada o incapacidad para mover uno de los brazos, LEngua trabada o dificultad al hablar; o que nos indica que es urgente tomar acciÓN y llamar al 911 o llevar al paciente a la sala de urgencias del hospital más cercano” puntualiza el doctor Padilla, quien también realiza labores de investigación de cirugía vascular cerebral en la Universidad de California en San Francisco, Estados Unidos.

El infarto cerebral es una afección en la que cada minuto cuenta, pues la ventana para salvar la vida del paciente no supera el par de horas; de ahí la importancia que tiene el que la población pueda reaccionar con rapidez.

“Conocer los signos para identificar un infarto cerebral es un acto de solidaridad y responsabilidad que puede ayudar a salvar cientos de miles de vidas cada año”, concluye el doctor Padilla, médico egresado de la Universidad Autónoma de Querétaro y especialista por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Cualquier adulto puede sufrir un infarto cerebral a lo largo de su vida, sin importar edad, género o condición: una madre, un padre, un amigo, un compañero, un ser querido.

El infarto cerebral es una grave problemática de salud pública en el estado de Querétaro, que es posible atender con medidas adecuadas de información, prevención y atención, la más importante de ellas es brindar a la población información médica puntual y accesible que les permita conocer los factores que ponen sus vidas en riesgo; la conmemoración por el Día Mundial del Cerebro nos brinda la ocasión perfecta para hacerlo.