San Juan del Río, 09 Julio 2021.- Las artesanas de origen otomí, habitantes de la comunidad de San Ildefonso, en el municipio de Amealco, denuncian que actualmente, no existe un lugar donde puedan ofrecer sus productos artesanales.

Las integrantes de la cooperativa Khoti, afirman que los bordados que realizan, solamente se venden en su taller, que es un domicilio particular, donde no mucha gente llega en plan de comprador.

“Son ideas, sueños y muchas ganas de salir adelante”, mencionó una de las artesanas, expresando los anhelos de tener un espacio para poder comercializar sus blusas, vestidos, fundas, cojines, muñecas y demás artesanías bordadas.

“Nosotras no salimos mucho, porque nos quitan nuestra mercancía los inspectores”, acusó, añadiendo que es mucha la inversión económica y laboral con la que se empeñan, resultando injusto que el fruto de su trabajo sea arrebatado de sus manos.

Entre las solicitudes que desean sean atendidas por las nuevas autoridades entrantes, se encuentran, principalmente que se les dé un espacio para vender, que sean capacitadas y que no regateen su trabajo, respetando los precios que le dan al cliente.

“Que nos den un espacio y capacitación para mejorar nuestro trabajo y nuestra calidad de los productos, yo sé que lo hacemos bien, pero lo podemos hacer mucho mejor todavía”, afirmó una de las artesanas otomí.

Concluyeron mencionando que lo importante es tener trabajo y la oportunidad de demostrar que pueden salir adelante mediante un espacio digno donde poder ofrecer sus productos.