La filial en México de la canadiense Americas Gold and Silver logró un acuerdo con el sindicato para reabrir una mina dedicada a la extracción de zinc, plomo y plata en Sinaloa. FOTO: EFE/ Secretaría De Gobernación.

Ciudad de México, 7 jul (EFE).- La filial en México de la canadiense Americas Gold and Silver logró un acuerdo con el sindicato para reabrir una mina dedicada a la extracción de zinc, plomo y plata en Sinaloa (norte), tras 17 meses cerrada por un conflicto entre los trabajadores y la empresa, confirmó este martes el Gobierno, que medió en las negociaciones.

En el marco del conflicto, las instalaciones fueron tomadas en enero de 2020 por un grupo de trabajadores ligados del sindicato minero.

En un comunicado, la Secretaría de Gobernación (Interior) informó que tras meses de negociación la empresa canadiense Triturados Mineros del Noroeste, filial de Americas Gold and Silver, y el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana acordaron la reapertura de la mina que genera 324 empleos directos.

El Gobierno mexicano señaló que a través de las secretarías de Gobernación, Economía, y Trabajo y Previsión Social se dio paso a varias mesas de negociación, en las que a través del diálogo “las partes llegaron a un acuerdo que soluciona el conflicto (laboral) que había mantenido cerrada la mina”.

La nota indicó que como parte de los acuerdos, en próximas fechas, se realizará una inspección en materia de seguridad e higiene a cargo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Esto para que la mina reinicie operaciones con apego a los protocolos de seguridad, a fin de proteger la integridad de los trabajadores. Además, se señaló que la reactivación de las operaciones beneficiará al personal, familias, empresa, y economía de la región.

A mediados de marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a dos mineras canadienses de operar en el país de forma ilegal y advirtió con retirarles las concesiones si no corrigen su funcionamiento.

“Ojalá nos ayude el Gobierno de Canadá, de lo contrario vamos a actuar legalmente”, expresó el mandatario.

En concreto, el presidente señaló a la mina de Cosalá, operada por la canadiense Americas Gold And Silver, donde los trabajadores escogieron a un sindicato “pero como no es del agrado de la empresa, esta no quiere iniciar actividades”, según el gobernante.

A raíz de este conflicto, López Obrador pidió al canciller mexicano Marcelo Ebrard hablar con el Gobierno de Canadá para que explicará la situación.

La libertad sindical fue una de las bases de la reforma laboral impulsada por México para poder suscribir el nuevo tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), vigente desde julio del pasado año.