Ricky Martin condenó la brutal paliza y el asesinato del joven gay español Samuel Luiz a manos presuntamente de dos hombres y una mujer en A Coruña hace varios días. FOTO: EFE/Alberto Valdés.

San Juan, 7 jul (EFE).- El artista puertorriqueño Ricky Martin condenó la brutal paliza y el asesinato del joven gay español Samuel Luiz, de 24 años, a manos presuntamente de dos hombres y una mujer en A Coruña hace varios días.

“Digan su nombre (say his name) Samuel Luiz Muñiz. #JusticiaParaSamuel”, escribió el cantautor puertorriqueño en sus estados de Instagram, extendiendo su mensaje en castellano e inglés para llegar a más seguidores de su comunidad.

Samuel fue agredido por varias personas el pasado sábado cuando estaba realizando una videollamada, lo que desencadenó la pelea porque un grupo de jóvenes creyó que les estaba grabando.

Cuando fue atendido, Luiz presentaba varios hematomas y fuertes golpes en la cabeza que provocaron la intervención del personal sanitario durante dos horas para tratar de reanimarlo, aunque el fallecimiento se produjo finalmente en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña.

Tras esta paliza mortal, miles de personas han salido a la calle para expresar su condena por este brutal crimen en sucesivas y simultáneas concentraciones por toda España y fuera de ella.

La investigación permanece bajo secreto de sumario por orden del juzgado pero la Policía Nacional de España sigue trabajando en las pruebas testificales y en el visionado de imágenes captadas por móviles, cámaras de la Policía Local y de entidades privadas situadas en la zona en la que se produjo la fatal agresión.

También continúan abiertas todas las vías de investigación para esclarecer la brutal agresión, si bien los primeros indicios apuntan a que el móvil de la agresión que le provocó la muerte al joven de 24 años no fue homófobo.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, no ha precisado este martes si los investigadores trabajan con alguna hipótesis concreta sobre el móvil de la agresión y se ha limitado a pedir a los medios de comunicación que dejen “trabajar con sosiego” a la Policía, que está realizando un labor “relevante”.

Además, los grupos parlamentarios gallegos preparan una declaración institucional para expresar su rechazo y condenar el asesinato que será leída en el pleno de la semana que viene, el último de este período ordinario de sesiones.