Una mujer que fue ingresada a quirófano para que le extrajeran un riñón debido a su estado de salud, fue abandonada a su suerte por el cirujano que la atendía.

San Juan del Río, 1 Julio 2021.- Una mujer que fue ingresada a quirófano para que le extrajeran un riñón debido a su estado de salud, fue abandonada a su suerte por el cirujano que la atendía en el Hospital General de San Juan del Río.

Los familiares claman que las autoridades de Salud del Estado intervengan, al manifestar que la humilde mujer, solo por su condición económica de bajos recursos, ‘fue abandonada’ cuando ya estaba anestesiada y canalizada para la operación.

Y es que manifiestan que al Hospital General llegó el padre del cirujano que la iba a intervenir para quitarle el riñón y entonces la dejó abandonada para poder brindarle la atención médica a su progenitor.

De esta manera los familiares, solicitaron el apoyo a este medio para dar a conocer su situación de angustia y desesperación, al saber que su madre está en peligro, debido a la supuesta falta de profesionalismo del cirujano, que lejos de canalizar a su paciente con otro médico, solo indicó que regresara otro día para la intervención.

Esto ocurre en el Hospital General de San Juan del Río, donde se encuentra internada la señora a quien le iban a extraer el riñón desde el pasado 21.

“Llegó el papá de uno de los doctores y a mi mamá la dejaron como a un animal botada fuera del quirófano, anestesiada y con la sonda puesta, no la atendieron por ir a atender al papá del doctor”.

Dijo que su madre estaba sangrando mucho por la sonda y que la querían echar para afuera del hospital, por lo que solicitan la intervención de las autoridades de salud, para evitar que se cometa esta injusticia y deshumanización de los médicos, solo porque se trata de una mujer de bajos recursos.

“Que nos apoyen por favor, nosotros somos de bajos recursos y no se vale que nos quieran hacer eso por no tener los medios suficientes”, subrayó.

Se trata de una mujer originaria de una comunidad rural de Pedro Escobedo y debido a la urgencia de la intervención acudieron al Hospital General de San Juan del Río, donde está ocurriendo esta situación.

“Hablamos con el director y nos dijo que porque la otra persona (médico cirujano) tenía que atender a su padre y que ni modo que tenían que dejar a la señora ahí para otra ocasión, sin importar que ya estaba anestesiada y con la sonda”.

De esta manera piden que se intervenga para que la atiendan y que no por ser de bajos recursos la traten de esa manera. Los familiares indicaron que ya llevaron a sus donantes y que ya estaba en proceso de operación.