Torres-López, de 67 años, se declaró culpable el 16 de junio de 2020 de cargos de lavado de dinero. EFE

Los Ángeles, 24 jun (EFE News).- Jorge Juan Torres-López, exgobernador interino del norteño estado mexicano de Coahuila, fue sentenciado en una corte federal de Texas a tres años de prisión por su papel en una operación de lavado de dinero, informó este jueves el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE)

Torres-López, de 67 años, se declaró culpable el 16 de junio de 2020 de cargos de lavado de dinero, incluyendo delitos contra una nación extranjera que involucran el soborno a un funcionario público.

Fue funcionario público de 1994 a 2011. Sus cargos incluyen el presidente municipal de Saltillo y gobernador interino de Coahuila (4 de enero de 2011-30 de noviembre de 2011).

Torres López admitió que durante parte de su mandato, realizó transacciones financieras en Estados Unidos para ocultar los sobornos que recibió a cambio de contratos de construcción de carreteras para Coahuila, detalló el ICE en un comunicado.

Como parte de su declaración de culpabilidad, acordó perder una propiedad en Estados Unidos asociada con el dinero obtenido por esos pagos.

La jueza federal de distrito Nelva González Ramos, del Distrito Sur de Texas, condenó al exfuncionairo mexicano a 36 meses en una prisión federal.

El ICE explicó que, al no ser ciudadano estadounidense, se espera que Torres López enfrente un proceso de deportación luego de que termine de pagar su condena.

Torres López fue detenido en México el 5 de febrero de 2019, donde permaneció hasta su extradición a Estados Unidos el 29 de octubre de 2019. Al menos dos personas testificaron contra el exgobernador en una audiencia anterior a que se declarara culpable.

Héctor Javier Villarreal Hernández, de 50 años, y que fue un subalterno de Torres López también fue implicado en las investigaciones.

El exfuncionario también ha sido condenado por delitos de lavado de dinero y actualmente está pendiente de sentencia en una corte federal de Texas.