El pleno del Parlamento Europeo (PE) dio este jueves luz verde a la ley con la que la Unión Europea (UE) se compromete a alcanzar la neutralidad climática en 2050. FOTO: EFE/Filip Singer.

Bruselas, 24 jun (EFE).- El pleno del Parlamento Europeo (PE) dio este jueves luz verde a la ley con la que la Unión Europea (UE) se compromete a alcanzar la neutralidad climática en 2050, es decir, a no liberar más gases de efecto invernadero de los que puede absorber, y a reducir sus emisiones netas de CO2 al menos un 55 % en 2030 frente a 1990.

La legislación recibió 442 votos a favor y 203 en contra, mientras que 51 eurodiputados se abstuvieron.

A favor del texto votaron, sobre todo, los miembros del Partido Popular Europeo, del grupo socialdemócrata y del liberal Renovar Europa, mientras que la práctica totalidad de los Verdes y la izquierda lo rechazó por considerarlo poco ambicioso.

También votó contra la ley la mayor parte de los ultraderechistas de Identidad y Democracia y un sector de los Conservadores y Reformistas Europeos, incluidos los tres parlamentarios de Vox. En contra también votó el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los exconsejeros catalanes Toni Comín y Clara Ponsatí, miembros no adscritos a un grupo político de la Eurocámara.

Con el voto de hoy, la Eurocámara da luz verde al acuerdo sobre la ley del clima europea que los colegisladores de la UE, Parlamento y Consejo, que reúne a los Estados miembros, lograron en abril.

El PE destacó en un comunicado que la norma transforma el compromiso político del Pacto Verde Europeo de alcanzar la neutralidad climática en 2050 “en una obligación” y añadió que tras 2050 la UE debe aspirar a emisiones negativas.

El texto no fija objetivos vinculantes por país, sino que la UE asume esa reducción de al menos el 55 % para 2030 de manera colectiva, un peaje para lograr el visto bueno de países carboneros del este como Polonia, Hungría o Eslovaquia.

La consecución de ese compromiso legal, que sirve de cimientos al Pacto Verde Europeo, deberá ahora articularse a través de unas 50 revisiones legislativas que abarcan desde el mercado de emisiones de CO2 al impulso de los vehículos eléctricos, la fiscalidad verde o el desarrollo de tecnologías como hidrógeno limpio y nuevos materiales más sostenibles.

La Comisión Europea tiene previsto presentar el 14 de julio un paquete legislativo con propuestas para lograr esa reducción del 55 % en la próxima década, un porcentaje superior al 40 % establecido hasta ahora.

La Eurocámara precisó que la disminución podría llegar al 57 % en 2030 gracias a los sumideros de carbono, es decir, la capacidad de absorción de CO2 por el entorno natural, como los bosques.

El texto introduce la obligación de marcar un objetivo intermedio en 2040 en línea con los compromisos de la UE en virtud del Acuerdo de París sobre el clima.

Ese pacto, suscrito en 2015, pretende limitar el aumento de la temperatura media mundial a final de siglo por debajo de 2 grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales, con la recomendación de no superar 1,5 grados.

Antes del 30 de septiembre de 2023, y cada cinco años a partir de esa fecha, la Comisión evaluará el progreso colectivo de todos los Estados miembros, así como la coherencia de las medidas nacionales, para alcanzar la neutralidad climática en 2050.

“Hemos confirmado el objetivo neto de reducir las emisiones al menos el 55 %, y cerca del 57 %, para 2030, en línea con el acuerdo que tenemos con la Comisión. Habría preferido llegar más lejos, pero este es un buen acuerdo basado en la ciencia que marcará la diferencia”, declaró la ponente del PE, la eurodiputada socialdemócrata sueca Jytte Guteland.

Advirtió de que la UE “debe ahora reducir sus emisiones más en la próxima década de lo que ha hecho en las tres décadas previas juntas”.

La secretaria de Estado para la Unión Europea de Portugal, Ana Paula Zacarias, cuyo país ocupa la presidencia del Consejo de la UE, indicó en el debate parlamentario que tras el visto bueno de la Eurocámara, la institución que reúne a los países actuará con rapidez para adoptar la regulación antes de fin de mes.

El vicepresidente de la CE para el Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, subrayó que la disminución de al menos el 55 % para 2030 es suficiente para alcanzar la neutralidad climática en 2050, según los cálculos del Ejecutivo comunitario. También criticó el rechazo de los verdes y de la izquierda a la ley.

Una vez que el Consejo apruebe la legislación, el reglamento se publicará en el boletín oficial de la UE y entrará en vigor 20 días después.