La ONU-DH condenó este miércoles el asesinato del periodista Saúl Tijerina Rentería en Ciudad Acuña, en el norteño estado de Coahuila. FOTO: EFE.

Ciudad de México, 23 jun (EFE).- La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó este miércoles el asesinato del periodista Saúl Tijerina Rentería en Ciudad Acuña, en el norteño estado de Coahuila.

“Debemos tener siempre presente que la libertad de expresión es fundamental para una sociedad plural y democrática. Cuando se agrede a periodistas se ataca el pluralismo y la democracia”, señaló en un comunicado Guillermo Fernández-Maldonado, representante en México de la ONU-DH.

Tijerina Rentería, de 25 años, desapareció la madrugada de este martes 22 de junio después de salir de su trabajo en una fábrica maquiladora y su cuerpo fue localizado horas después en su vehículo.

De acuerdo con información de medios locales y la ONG Artículo 19, el periodista colaboraba con varios medios desde Ciudad Acuña como Noticias en la Web y La Voz, donde contribuía con coberturas de diverso tipo, entre ellas la fuente policíaca, con la captación de imágenes por medio de drones.

Adicionalmente, compaginaba su actividad periodística con su trabajo en una fábrica de la zona.

La ONU-DH hizo un llamado a las autoridades a investigar los hechos “de forma exhaustiva” para identificar a los autores materiales, sus motivaciones y la posible existencia de otras personas implicadas en los hechos.

Y pidió que las indagaciones considere todas las líneas de investigación, incluyendo la posible vinculación del ataque con su labor periodística.

Asimismo, Fernández-Maldonado pidió que se garanticen la atención y derechos de la familia del periodista y exigió la protección a los periodistas de la zona.

El organismo destacó que solamente en este año ha documentado dos casos de desaparición de periodistas y el asesinato de dos más.

Durante 2021, la ONU-DH ha documentado dos casos de desaparición de periodistas -Jorge Molontzín Centlal y Pablo Felipe Romero Chávez- y el asesinato de dos más, que son Benjamín Morales Hernández y Gustavo Sánchez Cabrera.

Señaló que en ninguno de estos casos se puede descartar que los crímenes estén relacionados con su actividad periodística.

Finalmente, la ONU-DH expresó sus condolencias y solidaridad con la familia, colegas y amistades de Tijerina Rentería.

México es uno de los países del mundo más violentos para el gremio periodístico y cada año se registran numerosos asesinatos, agresiones e intimidaciones contra la prensa por parte del crimen organizado y de autoridades.

La CNDH ha contabilizado 170 periodistas y trabajadores de medios asesinados desde el año 2000.

Mientras que la organización Artículo 19, que defiende la libertad de expresión, ha reportado al menos 139 periodistas asesinados en el país desde el año 2000 por su labor.

Del total, 20 de ellos, si se suma el crimen de este miércoles en Coahuila, durante la Administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asumió el cargo en diciembre de 2018.