Desde hace 6 años, la violencia familiar en Oaxaca continúa concentrándose en los municipios Oaxaca de Juárez y la Heroica Ciudad de Huajuapan de León. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

Ciudad de México. Desde hace 6 años, la violencia familiar en Oaxaca continúa concentrándose en los municipios Oaxaca de Juárez y la Heroica Ciudad de Huajuapan de León, donde a pesar de tener Alerta de Violencia de Género desde 2018, las acciones que el gobierno de esta entidad ha desarrollado para cumplir con este mecanismo han sido escasas debido a su falta de voluntad política y de interés hacia esta problemática.

De acuerdo con datos de la Plataforma de Violencia Feminicida de Consorcio Oaxaca, de1 de diciembre de 2016 al 6 de junio de 2021, el municipio de Oaxaca de Juárez registró 164 casos de violencia familiar y la Heroica Ciudad de Huajuapan otros 134 casos. En todos ellos, las víctimas fueron mujeres de entre 5 a 35 años de edad, algunas de ellas eran comerciantes, empleadas y amas de casa.

De los 164 hechos en Oaxaca de Juárez, estima la plataforma, 71 por ciento la violencia se relaciona con golpes e insultos y 10 por ciento fueron intentos de feminicidio, amenazas y agresiones con arma blanca o arma de fuego mientras que de los 132 en la Heroica Ciudad de Huajuapan, la mayoría fueron golpes e insultos, 3 fueron amenazas de muerte y 5 intentos de feminicidio.

En opinión de la defensora y responsable de comunicación de Consorcio Oaxaca, Cinthia Pacheco Moo, estas cifras son sólo un acercamiento hacia la situación de la violencia familiar en esta entidad, ya que la plataforma se nutre de las noticias periodísticas y no en todos los municipios y regiones se cubre esta problemática en los medios de comunicación, por ello estima que el número pueda ser mayor en estos municipios e incluso haya otros que los superen.

En entrevista con Cimacnoticias explicó que en estos dos municipios son pocas las instancias donde las mujeres pueden acudir a pedir ayuda, la atención es limitada, el personal sigue sin estar capacitado, y las políticas públicas en esta materia no repercuten en la realidad de las oaxaqueñas o quedan en el olvido al no ser supervisadas Por ejemplo, comentó, se instaló un transporte para mujeres en Oaxaca de Juárez que sólo funcionó un mes, cuando una demanda de ellas era disminuir el acoso callejero en los camiones.

Agregó que en estos dos municipios como en algunos otros, si las mujeres desean obtener ayuda deben trasladarse hacia el centro, pero muy pocas de ellas poseen los recursos humanos y económicos para solventar esos gastos, por ello la mayoría no denuncia, cuando van a los hospitales eligen sólo atenderse y no abrir un proceso legal y se quedan en silencio. Estos casos se ven reflejados en los números de violencia feminicida.

Con base en su experiencia, la violencia familiar termina en casos de feminicidio, y recordó el de uno que acompañó Consorcio de una mujer que fue asesinada por su pareja en la Heroica Ciudad de Huajuapan de León. La hermana de la víctima buscó justicia y el feminicida amenazó con matarla; otro caso es el de la saxofonista María Elena Ortíz, a quien su expareja le lanzó ácido al cuerpo en 2019, luego de que ella terminara con él.

Estas realidades, dijo, son las que el gobierno oaxaqueño no ve o no le importan, y en particular destacó que en esta administración de Alejandro Murat Hinojosa hay un incremento de violencia de género, asesinatos de mujeres con armas de fuego y violencia feminicida.

Frente a esta situación, añadió, es importante seguir trabajando porque las mujeres sepan que hay organizaciones feministas que buscan ayudarlas, denunciar la violencia machista y patriarcal que permea en su entidad y luchar por que esto cambie en un futuro.