La ABM percibió este miércoles "un punto de inflexión" en la recuperación económica pese a advertir de persistentes riesgos para el crecimiento. F0TO: EFE/José Pazos.

Ciudad de México, 16 jun (EFE).- La Asociación de Bancos de México (ABM) percibió este miércoles “un punto de inflexión” en la recuperación económica pese a advertir de persistentes riesgos para el crecimiento.

“Ya se observan mejoras en los indicadores macroecónomicos. No obstante, queda terreno para recuperarse de la crisis, es decir, no podemos descuidarnos y no podemos bajar la guardia”, declaró Daniel Becker, presidente del ABM, en rueda de prensa.

Además de más de 2,45 millones de casos y más de 230.000 muertes por covid-19, la cuarta cifra más alta del mundo, la pandemia provocó una contracción histórica de 8,2 % del PIB de México en 2020.

Pero el líder de los banqueros destacó los recientes ajustes al alza de los pronósticos para el PIB de México en 2021, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), que prevé un repunte de 5 %, y el del Banco de México (Banxico), con una proyección puntual de 6 %.

“Como dicen los economistas, si todo sigue igual, el futuro se ve mucho más optimista que lo veíamos el año pasado a estas alturas del año”, sostuvo Becker.

El representante de la banca estimó un crecimiento de entre 6 % y 8 % del crédito privado para finales de año.

Destacó que el crédito a las empresas ya presentó un aumento de 4 % de enero a marzo de 2021 con respecto al trimestre anterior.

Aun así, señaló que el crédito al consumo aún tuvo una variación anual negativa de 6,1 % en abril, con la mayor caída, de 19,7 %, en los préstamos personales.

“Estamos seguros de que conforme haya un proceso más rápido de percepción de vacunación esto crecerá”, indicó.

Como riesgos a la baja, Becker enunció retrasos en la vacunación, cuellos de botella en suministros globales, volatilidad en mercados financieros y recuperación de la inversión menor a la esperada.

Sin embargo, pese a la magnitud de la crisis, el líder la ABM destacó la “fortaleza y solidez” de la banca mexicana, que cuenta con un monto disponible de 1,3 billones de pesos (unos 65.000 millones de dólares) para prestar.

El representante de los banqueros también aplaudió la “certidumbre” que trajo las históricas elecciones intermedias del 6 de junio, aunque sin referirse a los resultados en los que la alianza de partidos del presidente, Andrés Manuel López Obrador, perdió la mayoría calificada del Congreso.

“Celebramos que se ratifique que México es un país que tiene órganos autónomos independientes robustos, que cuidan la democracia y la dan certeza a nuestro país”, expresó Becker.