Adriana Bouchot Beltrán, directora del Instituto para Prevenir Conductas de Riesgo en el Municipio de Querétaro.

Querétaro, 10 Junio 2021.- La directora del Instituto para Prevenir Conductas de Riesgo en el Municipio de Querétaro, Adriana Bouchot Beltrán, informó que prepararán censos en las delegaciones, con el fin de detectar personas en situación de calle y en condición migrante.

La funcionaria destacó que este esfuerzo permitiría conocer las diversas poblaciones en situación de calle a las periferias del Centro Histórico de manera simultánea, para invitarlos a ingresar al hogar de transición.

“Estamos por trabajar un censo, porque el objetivo es poder ir a todas las delegaciones para poder ubicar las personas en situación de calle que están; tenemos muchos migrantes, e importante ubicar cuáles son migrantes, qué personas están en situación de calle y quiénes por venir de paso o a trabajar por alguna temporada; y poder invitarlos a que puedan ingresar al hogar de transición”, sostuvo.

Así mismo, Bouchot Beltrán, dio a conocer que a la fecha, desde mayo de 2020 que se implementó el programa de atención a personas en situación de calle, se han atendido a más de 206 personas; y actualmente, el Centro es ocupado por 20 personas, al tener capacidad para 30 hombres y 30 mujeres.

Precisó que 27 personas han sido reinsertadas a la sociedad con un empleo; 74 recibieron documentación básica de identidad; 49 personas tuvieron asistencia médica, de los cuales tres adultos mayores recibieron consulta con el programa Médico en tu Calle y 6 niños fueron canalizados a la Unidad de Servicios para la Educación Básica del Estado de Querétaro.

Asimismo, la directora reportó 21 vinculaciones de atención ante el Centro Estatal de Salud Mental; ocho ingresos a centros de rehabilitación por temas de adicciones; se hicieron 60 acompañamientos psicológicos y 19 regresos asistidos a las personas provenientes de otros estados del país como Veracruz, Morelos o Chiapas.

Recalcó que el ingreso de las personas a este hogar de transición es voluntaria, donde se les ofrece un espacio digno para pernoctar, el servicio y acompañamiento para conseguir empleo y para superar diversas dificultades psicológicas que los colocaron en situación de calle y reintegrarlos a la sociedad.