Celia Maya García, señaló que esperará al cómputo distrital para impugnar las elecciones.

Querétaro, 9 Junio 2021.- La ex candidata por la gubernatura del estado de Querétaro, del partido Movimiento Regeneración Nacional, Celia Maya García, señaló que esperará al cómputo distrital para impugnar las elecciones.

“La elección en términos de la legislación electoral puede declararse nula por violaciones graves y determinantes, por lo cual tendré que esperar al resultado de los cómputos que se realicen y la declaratoria oficial que se pronuncie para tomar la decisión respectiva”, dijo.

Ante esto, refirió que la decisión para impugnar las elecciones la reservará hasta que pase el recuento distrital para tener los elementos, sin embargo recalcó que ya cuentan con elementos e indicios de que hubo compra de votos en el proceso electoral.

“Ya tenemos elementos, las actas. No es que tengamos indicios, hay hechos que sucedieron, por ejemplo la compra de votos fue un hecho cantado por todos y denunciado por la gente pero el Instituto no lo siguió y no lo investigó” refirió.

Por lo tanto, mencionó que cuentan demás información acerca de las incidencias en la jornada electoral, como los testimonios de diferentes personas que fueron al lugar en donde les estaban pagando por vender su voto.

Sin embargo, expresó que hasta el momento no podrá hacer uso de la información si las personas que brindaron su testimonio no quieren compartirlo de forma legal.

“Tengo los hechos, pero si no lo puedo probar en el proceso electoral (…) aunque ese no fuera mi querer actuar no iré a las instituciones nada más con una demanda que no va a tener existir” dijo.

Además, señaló que en todas partes del estado hubo compra de votos, situación que fue notoria para la población, ya que cuentan con testimonios de prueba de diferentes ciudadanos, sin embargo mencionó que no pueden utilizarlos hasta que estos aceptan de plena conciencia que van a ir a un proceso en el tribunal.

Finalmente, recalcó que no han realizado las denuncias correspondientes hasta que las personas que les brindaron su testimonio acepten denunciar la compra de votos ante los tribunales, situación que analizarán posterior a los cómputos distritales.