La SSa informó que 62 embarazadas que han recibido la vacuna contra la covid-19 en México presentaron efectos secundarios. FOTO: SEM MÉXICO.

México, junio (SEMlac/Reuters).- La Secretaría de Salud (SSa) informó que 62 embarazadas que han recibido la vacuna contra la covid-19 en México presentaron efectos secundarios, supuestamente atribuibles a la vacunación e inmunización; de ellas, cinco se encuentran graves.

El gobierno de México comenzó la vacunación a mujeres embarazadas con más de nueve semanas de gestación, ya que tienen 22 veces más probabilidades de morir a causa de la covid-19 que una no embarazada; además, presentan mayor riesgo de parto prematuro y hospitalización.

La encargada de despacho de la Dirección de Estrategias y Desarrollo de Entornos Saludables de la Dirección General de Promoción de la Salud, Arlette Saavedra Romero, detalló lo sucedido con las mujeres embarazadas, aunque, según informó, hasta el momento no se ha reportado muerte de alguna.

Además, la funcionaria dijo desconocer si entre las mujeres graves se encuentra la embarazada que fue trasladada a un Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), luego de que recibiera las dos vacunas contra el coronavirus de la farmacéutica china, Sinovac, en Tamaulipas.

Por otro lado, la especialista recomendó a las personas que tienen varices que pueden aplicarse, sin problema, la vacuna AstraZeneca, pues esta solo se encuentra contraindicada en casos donde hay alergia extrema a los componentes de la vacuna.

Hasta el pasado viernes se contabilizaron más de 107.000 dosis de vacuna contra la covid-19 aplicadas a mujeres embarazadas, pues la Secretaría de Salud insistió que es seguro tanto para la madre como para el feto.

Una reciente investigación reveló que mujeres embarazadas que han sido vacunadas contra el covid-19 no solo adquieren anticuerpos protectores contra el virus del SARS-CoV-2 ellas mismas, sino que también son capaces de transmitir esa misma inmunidad a sus hijos.

En el estudio, el cual, fue difundido por el diario The Washington Post, involucró a 131 mujeres que fueron vacunadas, de estas 84 estaban embarazadas y 31 estaban amamantando.

Las mujeres en estado de gestación tenían anticuerpos contra el coronavirus en la sangre del cordón umbilical; mientras que el resto presentó anticuerpos en la leche materna.

Ante ello, se ha demostrado que la inmunidad contra el covid-19 podría transferirse a los bebés antes o después del nacimiento.
A todas las madres involucradas en el estudio les fue suministrada las vacunas de Moderna o Pfizer.

Sin embargo, de acuerdo con Andrea Edlow, profesora asistente de obstetricia y ginecología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, las mujeres vacunadas con Moderna tenían niveles más altos del anticuerpo IgA, el cual se encuentra en la leche materna y podría ayudar a los bebés a protegerlos de enfermedades del tracto respiratorio como podría ser el coronavirus.

Otro estudio realizado en Israel descubrió que 20 mujeres que recibieron la vacuna contra el virus del SARS-CoV-2 durante el embarazo tenían anticuerpos en la sangre del cordón umbilical, los cuales fueron transmitidos a sus bebés.

La vicepresidenta de obstetricia y calidad en la Universidad de Duke en Estados Unidos, Brenna Hughes, minimizó las preocupaciones sobre posibles riesgos en el embarazo al aplicarse la vacuna, ya que se ha demostrado que los fármacos en realidad ofrecen protección al feto.

“Lo primero a mostrar lo que esperábamos que fuera cierto, es que estas vacunas podrían ser potencialmente protectoras a través de los anticuerpos transmitidos en el feto”, dijo.

De acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades, las madres suelen transmitir anticuerpos a sus bebés por medio de la placenta en los últimos tres meses de embarazo; sin embargo, esta protección solo es temporal y la inmunidad disminuye después de los primeros meses de nacido.