El canciller mexicano Marcelo Ebrard. EFE

Ciudad de México, 4 jun (EFE).- El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, mantuvo este viernes una conversación telefónica con el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, a tres días de la visita de la vicepresidenta Kamala Harris a México.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México informó en un comunicado que Ebrard y Mayorkas sostuvieron un “productivo diálogo” sobre comercio fronterizo, migración y tráfico de personas y de armas.

“Los secretarios conversaron sobre medidas para facilitar el comercio en la franja fronteriza, a fin de fortalecer las cadenas de valor e impulsar el crecimiento de ambas economías”, detalló la Cancillería.

También “reiteraron el compromiso de ambos gobiernos para gestionar los flujos migratorios de una manera ordenada, segura y regular” y “manifestaron la voluntad común de compartir inteligencia a fin de desmantelar las redes de tráfico y trata de personas”.

Además, acordaron “reforzar los esfuerzos conjuntos en contra del tráfico de armas y municiones que ingresan a México desde Estados Unidos”.

Kamala Harris, a quien el presidente estadounidense, Joe Biden, encargó la gestión de la crisis migratoria, visitará Guatemala el próximo domingo y el lunes viajará a México, donde el martes tendrá un encuentro con el mandatario Andrés Manuel López Obrador.

Previo a la visita, el presidente López Obrador mantuvo el jueves una llamada con Harris, quien prometió el envío a México de un millón de vacunas de Janssen contra la covid-19.

El Gobierno mexicano informó este viernes que dichas vacunas serán aplicadas a personas de entre 18 y 40 años en los municipios fronterizos con Estados Unidos para facilitar una pronta reapertura de la frontera común.

En la llamada de este viernes, Ebrard agradeció a Mayorkas “el gesto de solidaridad por parte del Gobierno de Estados Unidos para poder inmunizar a más de un millón de personas con la vacuna de Janssen en los municipios colindantes con dicho país”.

Previamente, durante la rueda de prensa matutina del presidente López Obrador, Ebrard lamentó que hasta ahora “no se ha logrado” reducir el tráfico de armas y drogas en la frontera entre México y Estados Unidos.