Ahora que las campañas de vacunación han avanzado notablemente y ya se pueden apreciar sus efectos en un importante descenso de la mortalidad entre las personas de edad más avanzada, en todos los gobiernos surgen voces augurando una pronta retirada de las mascarillas, al menos en los exteriores.

En otros países donde el ritmo de la vacunación ha sido mucho más dinámico como Israel, Hungría o EEUU, con más de la mitad de la población inmunizada, ya se prescinde de ella al aire libre.

Al mismo tiempo se trata de lograr una progresiva vuelta a la normalidad ya que según los analistas ya habríamos superado lo peor de la pandemia, aún a pesar de que la incertidumbre nos sigue acompañando.

Y puesto que el buen ánimo se ha instaurado entre los inversores es más que probable que se lancen a buscar nuevas oportunidades de inversión, pero es importante recordar realizar esta búsqueda con el criterio adecuado, sin olvidar que en los mercados nada está asegurado, como podemos comprobar con lo sucedido con el gigante Ant Group.

Una historia de éxito

Uno de los acontecimientos más sonados del pasado año 2020 fue sin duda la conmoción causada por la fallida salida a la bolsa de Shanghái y Hong Kong de Ant Group, en lo que iba a ser la mayor OPI de la historia con la increíble cifra de 34.500 millones de dólares. Dicha OPI se llevaba fraguando desde el año anterior.

La intención de Ant Group era repartir sus acciones a partes iguales entre ambas bolsas -1.670 millones de acciones en cada una de ellas- pero el presidente Xi Jinping evitó que se llevara a cabo lo que hubiese sido una gesta memorable del gigante fintech.

La historia de Ant Group comienza en 1999, cuando Jack Ma y sus socios de Alibaba fundan la empresa que básicamente consistía en un mercado para poner en contacto a exportadores chinos con importadores de cualquier lugar del mundo.

Alibaba continuó su crecimiento y expansión contando, a día de hoy, con webs tan destacadas como Taobao y Aliexpress. Para solucionar la falta de confianza entre compradores y vendedores de estas plataformas, en 2004, Taobao lanza Alipay, con el fin de actuar como intermediario entre comprador y vendedor, reteniendo el dinero del comprador hasta recibir el producto del vendedor. El nuevo lanzamiento proporcionó un gran impulso a Taobao.

Un punto de inflexión en esta historia, por las consecuencias que acarrearía, lo constituye la compra del 40% de las acciones de Alibaba por parte de Yahoo! Y es que en 2010 China toma la decisión de regular las empresas financieras de internet por medio de una normativa que sería diferente para las participadas por inversores extranjeros que para las enteramente chinas. Y en ese momento el fundador Jack Ma traspasa la propiedad de Alipay a otra empresa externa -separándola de Alibaba- en la que él es accionista.

En 2014, tras haber superado a la plataforma de pagos móviles Paypal, el nombre de la compañía pasa a ser Ant Financial Services ofreciendo servicios bancarios, créditos y demás productos financieros.

La OPI fallida

A tan sólo unos días del debut bursátil de la compañía y ante una gran expectación -se estima que aproximadamente una quinta parte de la población de Hong Kong esperaba comprar acciones- la Comisión Reguladora de Valores de China se reúne con Jack Ma. Dos días antes del inicio de la OPI la bolsa de valores informa a Ant Group de que la OPI ha sido suspendida, justificando la decisión por los cambios en la regulación de la tecnología financiera que Ant Group no cumplía.

Todo esto sucedía después de que Jack Ma hubiera criticado el enfoque del gobierno chino sobre las reglas financieras de su país, criticando el exceso de precaución de los reguladores y ridiculizando a los bancos estatales.

Es la historia de una empresa exitosa en la que cualquier inversor desearía colocar su capital, o que también podría interesar a un trader que, previo conocimiento del riesgo del trading con apalancamiento, se dedique a comprar acciones a través del trading online, es decir operar en largo, ya que en el trading online en realidad los activos no se adquieren.

Sin embargo, la osadía de desafiar al gobierno chino le ha pasado factura y ha demostrado que nadie es inmune, ni siquiera un coloso del calibre de Ant Group. Si bien en este caso el frenazo se lo ha provocado el partido comunista chino la historia deja constancia de cómo los conflictos internacionales, decisiones políticas o incluso desastres naturales son capaces de influir en los mercados financieros.

A pesar de que resulta imposible escapar a todos los riesgos o eventualidades, uno de los pilares fundamentales antes de lanzarse a la piscina en el arriesgado mundo de las inversiones es la educación financiera, que está al alcance de cualquier interesado a través blogs y todo tipo de websites especializadas, para el caso del trading online el canal de YouTube del bróker online también es una opción a explorar o incluso por medio de cursos gratuitos, ya que contribuyen a la toma de mejores decisiones pues proporcionan conocimiento acerca de los riesgos y factores que influyen en el funcionamiento de la economía, lo que permitirá tomar decisiones de forma consciente y sin dejarse llevar por impulsos momentáneos.