Las autoridades indias elevaron este martes a 17 los muertos por el paso del ciclón extremadamente severo Tauktae. FOTO: EFE/EPA/NATIONAL DISASTER RESPONSE FORCE.

Nueva Delhi, 18 may (EFE).- Las autoridades indias elevaron este martes a 17 los muertos por el paso del ciclón extremadamente severo Tauktae, que tocó tierra a última hora del lunes en el estado de Gujarat, en la costa occidental india, tras afectar a otras regiones y se ha debilitado a la categoría de tormenta ciclónica.

En Gujarat “hasta ahora se han reportado tres muertes. Una en Vapi, una en el distrito de Rajkot donde un niño murió cuando una chabola se desplomó sobre él y otra en Gariyadhar donde murió una mujer de 80 años”, informó el jefe de Gobierno de la región, Vijay Rupani, en una rueda de prensa.

Las fuertes lluvias y vientos que acompañaron al ciclón también dejaron sin electricidad a unos 2.500 poblados y causaron extensivos daños a unas 16.500 casas, además de derribar 40.000 árboles, añadió Rupani.

Estas muertes y daños materiales se suman a las registradas ayer en otros estados de la costa occidental india. En el vecino Maharashtra, al menos seis personas fallecieron y nueve resultaron heridas, mientras que en Karnataka al menos ocho personas murieron.

El paso de Tauktae obligó a las autoridades de Gujarat a evacuar a más de 200.000 personas junto a unas 12.500 en Maharashtra, y la Armada informó de que este martes ha rescatado a 177 personas en embarcaciones indias en el mar Arábigo en condiciones meteorológicas adversas.

De acuerdo con los datos del Departamento de Meteorología Indio (IMD), el ciclón extremadamente severo tocó tierra al anochecer en Gujarat con vientos sostenidos de entre 144 y 165 km/h, y ráfagas que alcanzaron los 185 km/h.

Hoy, Tauktae continuó debilitándose tras atravesar la costa y según el último parte del IMD la velocidad de los vientos cayó a entre 75 y 85 km/h con ráfagas de hasta 95 km/h.

El ciclón golpeó la India en un momento crítico a causa de la segunda ola del coronavirus, obligando a suspender programas de vacunación y poniendo en riesgo hospitales.

El país asiático cruzó este martes la barrera de los 25 millones de infecciones desde el inicio de la pandemia, con un nuevo récord de muertes de más de 4.300 en las últimas 24 horas.

El paso de ciclones es habitual en la costa india, y uno de los últimos, el Burevi, golpeó el pasado diciembre el sur del país dejando al menos siete muertos y provocando daños en cientos de hogares.

También en mayo de 2020 el súper ciclón Amphan dejó más de un centenar de fallecidos en la India y Bangladesh, en uno de los peores incidentes de este tipo en años.