Inglaterra se adentró hoy en una nueva fase del desconfinamiento, marcada por la reapertura de cines, teatros y museos y el regreso de las vacaciones al extranjero. FOTO: EFE/EPA/ANDY RAIN.

Londres, 17 may (EFE).- Inglaterra se adentró hoy en una nueva fase del desconfinamiento, marcada por la reapertura de cines, teatros y museos y el regreso de las vacaciones al extranjero, entre temores por la propagación de la variante india del coronavirus.

El nuevo capítulo de la desescalada permite a partir de esta semana abrazos entre amigos y familiares, pernoctaciones fuera del domicilio y reuniones de hasta 30 personas en exteriores y de seis integrantes -o un máximo de dos hogares- en interiores.

También podrá volver el público a los estadios, con límite de aforo, y reabrirán las áreas interiores de juegos para niños y los hoteles.

VUELVEN LOS VIAJES, PERO CON PRECAUCIONES
Miles de viajeros de Inglaterra, Escocia y Gales volvieron hoy a los aeropuertos para visitar alguno de los doce destinos “seguros” autorizados por el gobierno británico, entre los que se encuentran Portugal, Israel o Gibraltar, exentos de cuarentena a la vuelta.

El retorno de los viajes al extranjero, aunque sea de forma limitada, da razones para el optimismo entre el sector turístico, que se aferra al verano con la esperanza de reflotar las ganancias después de meses de inactividad.

El turoperador británico Jet2Holidays, que retomará los vuelos a partir del 24 de junio, añadió más de 10.000 asientos adicionales para viajar este verano a Faro y Madeira, en Portugal, tras registrar un auge de reservas de más del 600 % en las 24 horas posteriores a la inclusión del país en la lista de destinos “seguros”.

Del mismo modo, EasyJet confía en salvar la temporada estival y, ante la perspectiva de que el Ejecutivo británico autorice los viajes a un mayor número de países con el paso de las semanas, añadió 105.000 asientos extra a su oferta inicial.

Con las mismas expectativas, las autoridades del aeropuerto londinense de Heathrow, cuyo volumen de pasajeros cayó en abril un 92,1 % respecto al mismo mes de 2019, se preparan para un incremento de la actividad y piden al gobierno que amplíe la lista de destinos “seguros” y que no obligue a los viajeros vacunados a someterse a pruebas PCR.

REABRE LA HOSTELERÍA EN INTERIORES
La nueva -y penúltima- fase de la desescalada en Inglaterra permite a partir de hoy que los negocios de hostelería puedan servir comida en el interior de los locales, siempre y cuando cumplan con los límites de aforo y las medidas de seguridad.

La Asociación Británica de Cervezas y Pubs estimó que hoy se servirán más de tres millones de pintas -un 65 % menos respecto a tiempos prepandemia- en los 45.000 pubs que han reabierto las puertas, mientras que 2.000 de estos locales permanecen todavía cerrados.

En “The Highbury Barn Tavern”, un pub del norte de Londres, los clientes asiduos han vuelto a ocupar sus taburetes y sillas tras semanas de consumiciones en la terraza, un paso más hacia la normalidad que el personal del local llevaba meses aguardando con ansias.

“Puedes sentir en la atmósfera que todo el mundo está feliz de estar de vuelta y adentro”, expresa a Efe la camarera Georgina Nicholas, exultante en el que considera “un día muy bonito” para el local.

Por otro lado, el nuevo paso del desconfinamiento también reavivará la agenda cultural británica tras meses de sequía por la pandemia, que ha hecho estragos en el sector.

A partir de este lunes, el público vuelve a los museos, cines y teatros, donde se han retomado las funciones de obras como el clásico de Agatha Christie “La ratonera”, que regresa tras un parón inusual en su andadura de casi siete décadas en los escenarios del West End londinense.

LLAMADAS A LA CAUTELA
El primer ministro británico, Boris Johnson, pidió ayer, domingo, una “dosis de precaución” ante una flexibilización de medidas, que llega entre temores por el avance de la variante india del coronavirus, que ya es dominante en Bolton y Blackburn, los dos municipios ingleses más afectados.

En el conjunto del país se han identificado hasta ahora 2.323 casos, 483 de ellos en esas dos zonas del norte de Inglaterra, indicó este lunes en una comparecencia en la Cámara de los Comunes el ministro de Sanidad británico, Matt Hancock, que recalcó que la nueva variante es “más contagiosa”, pero “no se sabe todavía hasta qué punto”.

El gobierno sigue de cerca la propagación de la variante india ante la posibilidad de que obligue a retrasar la fase final de la desescalada, prevista para el día 21 de junio, cuando se espera que se levanten la mayoría de las restricciones contra la covid.