En San Luis Potosí se declaró este 14 de mayo como el “Día por la Justicia a Víctimas de Feminicidio”. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

Ciudad de México. En San Luis Potosí se declaró este 14 de mayo como el “Día por la Justicia a Víctimas de Feminicidio”. Una fecha para dignificar la memoria de mujeres como Karla del Carmen Pontigo Lucciotto, una estudiante de 22 años de edad, cuya muerte, ocurrida en 2012, sigue sin esclarecerse por las anomalías que cometieron las autoridades en la investigación.

“La declaración lo que busca que no se olvide que hay impunidad, que no se olvide del feminicidio, que no se trata solamente de Karla, que hay muchas mujeres que han perdido la vida, que se sigue buscando justicia que las familias han sufrido un daño físico moral y psicológico”

Así lo señaló en entrevista con Cimacnoticias la abogada Yesenia Valdez Flores de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (FJEDD), las integrantes de esta organización representan legalmente a la madre de Karla Pontigo, la señora Esperanza Lucciotto y su familia.

Han transcurrido nueve años desde la muerte de Karla y la Fiscalía del estado tuvo que iniciar nuevamente la investigación de los hechos por orden de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). En noviembre de 2019 la Corte aceptó un amparo que interpuso la representación legal por impedir a la familia de Karla consultar la investigación, convirtiéndose en el segundo caso de feminicidio que resuelve la SCJN tras el de Mariana Lima en 2015.

La Corte determinó que la Fiscalía reiniciara las indagatorias de la muerte de la joven pero esta vez con perspectiva de género, y que sancionara a los servidores públicos que obstruyeron las diligencias y el derecho de la familia a conocer la carpeta de investigación.

“Lo que resolvió la Corte es que se deben iniciar procedimientos administrativos y penales en contra de los fiscales, en contra de estos servidores públicos  que integraron esta investigación con todo dolo, con toda mala fe, que no le dieron información a la familia de Esperanza -Lucciotto-”.

En su primera investigación la Fiscalía de San Luis Potosí concluyó que la muerte de Karla fue un accidente ocurrido la madrugada del 28 de octubre de 2012 en el bar “Play”. Allí trabaja Karla, ese día habría subido a un piso a buscar algo cuando se estrelló con una puerta de cristal que, según la autoridad, ocasionaría su muerte.

Lo que obvió la entonces Procuraduría -hoy Fiscalía- es que el cuerpo de Karla presentaba contusiones en la cara, el cuello, los brazos y lesiones de un ataque sexual. Así como el antecedente de que su jefe del bar la hostigaba constantemente. El empleador de Karla Pontigo fue acusado de homicidio en modalidad de culpa, por su supuesta negligencia de no colocar algún señalamiento en la puerta para evitar que la joven se impactara.

“Este día nace precisamente de la fuerza y de la lucha de doña esperanza que junto con otras familias que se ha encontrado en su camino de exigencia a las autoridades desafortunadamente fue conociendo que no solamente le había ocurrido eso a su hija sino que había otros padres ootrs hermanos que también han perdido a sus hijas, esposas, hermanas…”.

Además de la conmemoración del día, se instalará en la Plaza de Armas de San Luis Potosí un memorial para Karla Pontigo y otras víctimas, esto permite que las autoridades gubernamentales acepten que existe una problemática de feminicidio que no ha disminuido a pesar de medidas como la Alerta de Violencia de Género (AVG), declaró la abogada Yesenia Valdez.

Hoy existe una unidad de investigación especial de la Fiscalía estatal para indagar la muerte de Karla, pero la abogada de la FJEDD denunció que no han podido avanzar porque no tienen el equipo para hacerlo. Una vez que se acabe el proceso de investigación se espera que se giren orden de aprehensión contra quien o quienes resulten responsables de la muerte de Karla, y así iniciar la etapa del juicio.

Otro de los temas pendientes en el caso son las medidas de seguridad para Esperanza Lucciotto ya que ha recibido amenazas que preocupan a sus abogadas porque los probables responsables del feminicidio de Karla están en libertad.